01 de marzo de 2019
01.03.2019

El Valencia Basket roza la gesta

El equipo "taronja" cae en la Copa ante el Girona tras un gran choque, en el que Anna Gómez tuvo una jugada para empatar

01.03.2019 | 00:25
El Valencia Basket nunca le perdió la cara al partido de ayer ante el Girona.

No pudo ser. El Valencia Basket cayó eliminado ayer en la Copa de la Reina en un encuentro en el que miró a los ojos al poderoso Girona y en el que tuvo opciones hasta el final. Una bandeja de Anna Gómez en los últimos segundos estuvo cerca de igualar el marcador y poder llevar el encuentro a la prórroga.

El conjunto «taronja», pese a la derrota, evidenció que ha crecido y que cada vez está más cerca de los grandes. Tirera se doctoró con un excepcional choque y el partido debe hacer creer al bloque de Rubén Burgos de que puede luchar ante cualquiera. Poder ganar será la lógica consecuencia. Cuestión de tiempo.

El Valencia Basket saltó a la pista dispuesto a trabajar muy duro atrás y frenar el caudal ofensivo de las catalanas. Con una excelente energía del juego interior comandado por Tirera y Abalde, el cuadro «taronja» logró irse por delante al final del primer cuarto (14-16). El Girona trató de imprimir una marcha más al encuentro y, con un parcial de 9-2, consiguió despejarse en el marcador (23-18). Pese a este momento complejo, el cuadro valenciano se mantuvo firme en el choque y, con personalidad, logró dejar todo abierto de cara a la segunda mitad (28-27).

Tras el descanso, el partido entró en una dinámica atractiva en la que el Valencia Basket buscó dar velocidad al juego que desarboló la defensa del Girona (33-37). El cuadro catalán tiró del talento individual exterior y de esta manera Murphy volvía a dejar todo igualado (37-37). En un toma y daca continuo, una canasta de mucho mérito de Buch permitía a las gerundenses llegar por delante en el último cuarto.

El Girona echó mano de la veteranía de Laia Palau para lograr tumbar a un Valencia Basket que no estaba dispuesto a ceder en su primera aparición en una Copa de la Reina. Mediado el último período, el electrónico todavía no aventuraba quién a iba a ser el primer semifinalista del torneo (48-46). Una vez más, Murhpy volvió para volver a distanciar a las catalanas en el marcador con poco tiempo por delante (51-46).

Las chicas de Rubén Burgos, con un gran desgaste en las piernas y en la cabeza acumulado, siguió firme en su idea de pelear y de seguir haciendo historia. Con otro añadido defensivo se volvió a bloquear el ataque del Girona para llegar con opciones en la última jugada (51-49).

Anna Gómez tomó la batuta y se encaró con valentía el aro, pero falló una bandeja que casi siempre entra. En ese momento se sesgó el sueño. Adiós con la cabeza alta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes