Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Motociclismo

"Lastramos la moto de Jaume Masià porque nadie lo cogía"

Julián Miralles, director de la Cuna de Campeones, recuerda cómo tuvo que cambiar el reglamento de las minimotos por la velocidad del valenciano

"Lastramos la moto de Jaume Masià porque nadie lo cogía"

"Lastramos la moto de Jaume Masià porque nadie lo cogía"

Julián Miralles, expiloto y director de la Cuna de Campeones, recuerda el día que tuvieron que cambiar el reglamento de las carreras de minimotos. «Había un chaval que se escapaba en la primera vuelta y ya nadie lo cogía. Pesaba tan poco, que nadie lo cogía. Así que tuvimos que lastrar las motos para que no se hundiesen el resto de pilotos», rememora. Aquel niño era Jaume Masià (Algemesí, 2000), que el pasado domingo consiguió, en el GP de Argentina, su primera victoria en el Mundial de Motocicilismo, en Moto3. «Con 12 años, ya corría en Red Bull con una supermoto muy lastrada, porque el resto de pilotos tenían el cuerpo ya formado», añade.

«Ahora es su momento», sentencia Miralles tras la extraordinaria carrera de Masià en Termas de Río Hondo, culminada en una última vuelta sublime. Cogió la cabeza a falta de pocas curvas para meta y mantuvo la posición hasta la bandera a cuadros. «Tenía claro que podía ganar. La suerte no le había acompañado en este inicio de temporada por las lesiones, pero el domingo todo fue a su favor. Por fin ha tenido la suerte que se merece», explica Miralles, que formó al chaval en sus inicios junto a Arón Canet, el otro valenciano que aspira este año a ganar el Mundial.

«Jaume es un piloto con las cosas muy claras. Ha sufrido mucho durante su etapa deportiva, con años muy malos por las lesiones, y eso le ha curtido. Cuando lo has pasado tan mal, cuando has llorado, has sentido rabia e impotencia como él, de repente te acuerdas de todos esos momentos de sufrimiento. En una vuelta va pasando todo por tu cabeza y eso le pasó el domingo. Cuánto debe haberse alegrado», afirma Miralles, que recuerda los años duros de Masià en el Estrella Galicia 0.0 para disputar el Campeonato de España de Velocidad. Cuando parecía que despegaba, se torcieron las cosas. «Jaume ya era muy talentoso, pero si tienes un reto y no lo consigues por las lesiones, lo pasas fatal. Lo duro es el terreno perdido, y eso lo ha hecho Jaume muy pronto», dice. «En esos años con Estrella Galicia 0.0, los resultados no le acompañaron. Y, ahora, con 18 años ya ha ganado una carrera del Mundial. Un triunfo que le ha servido, seguro, para sentirse capaz de ganar más. Cuando uno gana se da cuenta de que puede hacerlo, lo repite», añade Miralles, que sigue supervisando, de forma puntual, entrenamientos de Jaume, que corre con el equipo Bester Capital Dubai.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats