14 de abril de 2019
14.04.2019

Las entradas vuelan en La Fonteta

El pabellón estará lleno mañana para el tercer partido de la final de la Eurocup tras quedar agotados ayer los asientos rápidamente

14.04.2019 | 04:15
Las entradas vuelan en La Fonteta

La gente del Valencia Basket que viajó a Berlin a animar a su equipo en el segundo partido de la final de la Eurocup lamentaba y celebraba, a partes iguales, la situación. Por un lado, en los corrillos se hablaba del triple fallado por Matt Thomas que hubiese forzado una segunda prórroga, o de por qué Jaume Ponsarnau ordenó no cometer falta en una acción decisiva. Con el paso de los minutos, ya con el avión Plus Ultra rodando hacia la pista de despegue hacia València, la atención estaba puesta en el partido de mañana (20.30 horas, Teledeporte). El Alba Berlín jugó un excelente partido el viernes, es cierto. Hasta se puede afirmar que fue justo vencedor: fue todo el encuentro por delante, excepto en los últimos minutos, que supo gestionar mejor que los «taronja». Pero la afición «taronja» tiene motivos de sobra para pensar que el Valencia Basket levantará mañana por la noche la Eurocup, la cuarta de su historia tras las logradas en 2003, 2010 y 2014.

La Fonteta estará llena mañana, como no podía de ser de otra forma. No quedan entradas. Las pocas que había disponibles para el partido quedaron ayer rápidamente agotadas por vía internet. Nadie quiere perderse la que puede ser una noche maravillosa. La última fiesta que se celebró en La Fonteta fue en la primavera de 2017, cuando el club del que es propietario Juan Roig, levantó su primer título de Liga al ganar al Real Madrid.

Todo está preparado para vivir otra gran noche, pese a que preocupa el excelente partido que jugó el Alba Berlín el viernes, en lo deportivo y en los psicológico. Supo gestionar los nervios, si es que los tuvo, en los momentos decisivos.

Sam Van Rossom, base del Valencia Basket, aseguró ayer que más allá de la decepción de no haber podido conseguir el título en Berlín, están satisfechos por poder jugar el tercer y definitivo partido en la Fonteta. «Todos hubiésemos firmado al principio de temporada llegar a esta situación. Obviamente hubiese sido mejor ganarlo el viernes y ya estaría cerrado, pero si nos dices que vamos a jugar un partido decisivo en casa para ganar un título, todos lo hubiésemos firmado», señaló.

Van Rossom recordó que «el martes (tras el primer partido) no habíamos ganada nada y el viernes no perdimos nada más allá de un partido». «Hemos estado ahí, el equipo ha jugado a lo que tenía que jugar y al final el resultado lo han decidido algunos detalles. Dimos el 100 por cien, el equipo estuvo cerca, pero no pudo ser", apuntó.

El base belga afirmó que «está claro que enfrente tenemos un equipo que juega también, pero estamos jugando bien». «Ellos tienen talento ofensivo, comparten bien la pelota y tienes que estar metido 40 minutos en todos los partidos o como el viernes 45. Estamos bien, hay otra oportunidad y saldremos a por ella», anunció.

Además pidió a los aficionados que «el lunes nos ayude igual que lo hizo en el primer partido de la serie, cuando el público está a tope nos dan un plus de energía».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes