15 de abril de 2019
15.04.2019
Valencia BC5466L.Gernika

Vuelta a Gernika a por el billete para semifinales

Las jugadoras de Rubén Burgos pierden en La Fonteta y se jugarán el pase a semifinales en el tercer partido, el próximo miércoles

15.04.2019 | 04:15
Vuelta a Gernika a por el billete para semifinales

La primera oportunidad se escapó de las manos. El Valencia Basket ve cómo el Lointek Gernika le empata la eliminatoria de cuartos de final del playoff de la Liga DIA, pero aún tienen la opción de lograr el pase a semifinales y el billete para la Eurocup el próximo miércoles a domicilio, en un pabellón en el que ya saben lo que es ganar tras la victoria del pasado miércoles.

La Fonteta se preparaba para vivir una noche histórica y el partido empezó con un parcial de 4-0 que encendió aún más a una Fonteta dispuesta a llevar en volandas a las suyas. Pero el Gernika no lo iba a poner fácil y se puso por delante en el marcador.

Los malos porcentajes de tiro frenaban a las locales. Había que parar el partido y tras un tiempo muerto de Rubén Burgos y Williams puso el 17-21 con el que se llegó al final del primer cuarto.

Un triple de Naiara Díez al inicio del segundo período elevaba la ventaja de las visitantes, pero Anna Gómez empezó a liderar al equipo y mantuvo a las de Rubén Burgos en el partido.

Las de Rubén Burgos ya sabían que les esperaba en Perfumerías en semifinales tras su victoria de la mañana, pero antes había que remontar un partido que se les había puesto cuesta arriba, para no jugárselo todo a una carta el próximo miércoles en Gernika.

El inicio de la segunda parte era clave para recortar distancias, pero no solo no se logró, sino que aumentaron hasta un 31-48. La remontada ya era misión casi imposile. El Valencia Basket se ponía 15 abajo y Mario López pidió un tiempo muerto para frenar los buenos minutos locales. Con intercambio de triples y de canastas de dos se llegó al descanso 14 abajo. (45-59).

Nadie bajaba los brazos, Abalde, Anna Gómez y María Pina daban esperanzas y a falta de 3 minutos, la diferencia era de -11 (52-63). Difícil pero no imposible. Burgos se la jugaba con Abalde como única interior. El Gernika apuraba las posesiones, Abalde y Pina fallaron sendos tiros y Williams llevaba el marcador a un 52-65 con poco más de un minuto para el final. Ya no hubo tiempo para el milagro y solo se sumó desde la línea de tiros libres hasta el definitivo 54-66.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes