30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Perfil

Marcelino: Su primera final como técnico

El técnico está ansioso por levantar su primer título en 22 años de trayectoria - El Barcelona, su bestia negra, el único equipo que le separa de ello

Marcelino: Su primera final como técnico

Marcelino: Su primera final como técnico

Defenestrado durante parte de la temporada y héroe en este último tramo, cuando más falta hacía, Marcelino llega este fin de semana a la que es su cumbre hasta ahora como entrenador. Atrás quedan malos momentos y dudas. Por delante, uno de sus mejores momentos desde que se convirtiera en técnico hace 22 años. Paso a paso, equipo a equipo, el de Villaviciosa ha ido escalando las metas del fútbol español, rompiendo barreras desde que ascendiera al CD Lealtad a Segunda División B en la temporada 97-98.

Sporting B, Sporting, Recreativo de Huelva, Racing de Santander, Zaragoza, Sevilla, Villarreal y Valencia han sido los caminos tomados por el asturiano desde sus inicios, años en los que ha acumulado 136 victorias en 317 partidos en Primera División y, sobre todo, en los que ha vivido ascensos, clasificaciones europeas, pero nunca ha podido pelear a un solo partido por un título.

Así, la del Benito Villamarín será la primera final de su trayectoria. Antes ya ha sufrido en sus carnes el dolor de caer eliminado en semifinales. Lo hizo este mismo año en la Liga Europa contra el Arsenal (7-3). Le pasó también el pasado año en Copa del Rey contra el mismo rival contra el que se enfrentará mañana, el Barcelona (3-0). Pero no son las únicas eliminaciones con las que el técnico carga a sus espaldas en esta ronda.

Hace más de diez años, en la Copa de 2007-08, el «Euro Racing» que comandaba el asturiano caería contra un duro Getafe (4-2) que, curiosamente, sucumbiría en la final con el Valencia. Misma situación viviría con el Villarreal siete años después, cuando el Barcelona (6-2) le apeaba de la lucha por el título. Una campaña después, también al frente del submarino amarillo, completaría esta dolorosa triada cayendo frente al Liverpool en sus primeras «semis» de Liga Europa (3-1). Pero en esta ocasión todo fluye diferente.

A su favor está el hambre de títulos del equipo y la buena trayectoria en la parte final del año sin perder la esencia del 4-4-2 que ha caracterizado su carrera. A ello se suma la plantilla que, a excepción de Cheryshev, está lista para la batalla. Garay y Kondogbia se han recuperado a tiempo y podrán ser de la partida sí Marcelino así lo desea. Enfrente queda su mayor bestia negra, esa a la que nunca ha ganado, pero a la que esta vez sí confía en superar.

Compartir el artículo

stats