30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto

Peligro: el Unicaja está herido

El Valencia Basket espera una eliminatoria de "playoff" con ánimo de revancha malagueña

Van Rossom recibe el premio al esfuerzo correspondiente a la pasada temporada.

Van Rossom recibe el premio al esfuerzo correspondiente a la pasada temporada. f. calabuig/sd

El Valencia Basket ya focaliza todo su trabajo en el «Playoff» que comenzará este viernes en la Fonteta ante el Unicaja. Con un excelente tramo final de la temporada, en el que ha encadenado 8 victorias de los últimos 9 encuentros, el cuadro valenciano quiere confirmar las buenas sensaciones mostradas tanto en el juego como en los resultados con un triunfo que acerque las semifinales a un pasito.

El conjunto de Ponsarnau se ha convertido en un experimentado bloque en cuanto a las eliminatorias se refiere, tras doblegar en la Eurocup al Lietuvos Rytas, Unics Kazan y Alba Berlín. En todas estas series, el factor cancha fue «taronja», mismo escenario que se da para el duelo ante los malagueños. En esta línea se manifestó el jugador gallego Alberto Abalde. «Es importantísimo tener la ventaja de campo, por cómo se viven los partidos en la Fonteta, por cómo empuja la afición. Ha sido clave en la Eurocup y queremos que sea clave ahora», indicó el alero.

El enfrentamiento frente al Unicaja ni mucho menos es nuevo para el Valencia Basket. Con el de esta campaña van a ser 5 las veces que ambos clubes se han cruzado en unas eliminatorias. El panorama se presenta algo distinto dado que los objetivos de un equipo y de otro están cumplidos. La ansiada Euroliga se jugará en la Fonteta, situación que ha provocado que en Málaga la campaña tenga poco sentido salvo el del orgullo por acabar bien el año, sin olvidar la particular revancha deportiva a su gran rival. En el Unicaja no olvidan la dolorosa que se llevaron del feudo «taronja» el pasado mes de abril cuando cayeron por un contundente 96-57. Sobre esta situación, Abalde, espera a un rival diferente. «Esperamos a un Unicaja más duro, mejorado respecto a la última vez que estuvieron aquí cuando les ganamos con contundencia. Es un equipo que ha mejorado, está jugando mejor y sabemos que va a ser una eliminatoria dura», afirmó.

Un buen ejemplo de que los de Luis Casimiro tienen ganas de plantar cara lo evidenció uno de sus jugadores más importantes, Carlos Suárez, quien destacó que su equipo va a salir sin complejos a la Fonteta. «Tenemos que ir a València a intentar sacar un partido, sin miedo e intentar llevar la solución de la eliminatoria al domingo. Estamos muy motivados ante este rival por el último partido que jugamos en la Fonteta en el que se llevaron la victoria de forma aplastante. Nos tenemos que tomar aquel partido como una fuente de motivación, que no nos pese la ansiedad e ir allí sin presión», señaló.

Van Rossom, premio al Esfuerzo

El jugador belga del Valencia Basket Van Rossom fue el ganador final de la octava edición del Trofeo al Esfuerzo en su categoría masculina y que como en ediciones anteriores elige la afición a través de sus votos después de los partidos que disputa el equipo en la fase regular. El base se mostró satisfecho por haber sido el favorito de este año. «La verdad es que no me lo esperaba, pero estoy muy contento. El reconocimiento de la afición siempre está muy bien y estoy agradecido de que me hayan dado este plus. Para mí este trofeo en todos los años en los que he estado aquí ha sido de todo el equipo. Todos los jugadores de nuestra plantilla se merecen un reconocimiento por su esfuerzo», reconoció el jugador.

Este galardón ha sido fabricado a través de la técnica del trencadís y mediante diferentes piezas de cerámica unidas y que escenifica la labor de equipo. Los autores del mismo fueron un año más las chicas y chicos de la Fundación Trinidad Alfonso.

Compartir el artículo

stats