01 de junio de 2019
01.06.2019
Baloncesto
Valencia Basket 7885Unicaja

El "Playoff" se inicia en falso en la Fonteta

El Valencia Basket cae frente al Unicaja y está obligado a ganar mañana en Málaga para no caer eliminado - Los "taronja" se muestran irregulares, principalmente tras el descanso

31.05.2019 | 23:02
El "Playoff" se inicia en falso en la Fonteta

El Valencia Basket sufrió una desafortunada derrota ante el Unicaja en el primer encuentro del «Playoff» y que obliga a los valencianos a ganar mañana en Málaga si no quieres decir adiós a la temporada. Los de Ponsarnau mostraron excesivos altibajos, sobre todo en la segunda parte en la que apenas consiguieron anotar dos triples que les hizo desengancharse del partido. Un imperial Milosavljevic se convirtió, pese a no partir con la vitola de referente, en el líder de los malagueños y principal verdugo de los «taronja». El buen trabajo de los bases no tuvo la continuidad del resto de jugadores que no tuvieron su mejor día. La Fonteta despidió a los suyos en silencio y con algún aplauso para reconocer que pase lo que pase mañana, la campaña ha sido buena. Sin opción para otro traspiés, la afición y la plantilla creen en volver a jugar el martes en casa. Toca pelearlo.

Partido muy igualado

El partido comenzó con mucho ritmo por parte del Valencia Basket que con un juego y una aportación coral se mostró prácticamente infalible en el lanzamiento para conseguir una buena ventaja en los primeros minutos (12-4). El Unicaja poco a poco se metió en el choque gracias una defensa en zona que se les atragantó a los «taronja» y sobre todo por una mayor alegría ofensiva con Waczynski en el perímetro y Shermadini en la pintura que redujeron su desventaja hasta recuperar la iniciativa en el marcador (23-25). Los valencianos con problemas en defensa se marcharon atrás al final del primer cuarto tras encajar un triple en la bocina de Wiltjer (27-30).

El acierto de Carlos Suárez permitió a los malagueños mantenerse arriba en el encuentro en los primeros compases del segundo cuarto (32-36). Dos acciones en defensa de Vives que tuvieron continuidad en ataque con sendas canastas hicieron reaccionar al equipo de Ponsarnau y también a la grada que poco a poco fue creando la atmósfera esperada en la Fonteta. Un parcial de 11-0 cambió el escenario del partido con un Valencia Basket que retomó la fluidez mostrada en el comienzo (43-36). Los de Casimiro no estaban dispuestos a dejarse atropellar y tras apretar en defensa mejoraron sus números para dejar todo por decidir a la conclusión de la primera parte (43-40).

Tras la reanudación, Milosavljevic se convirtió en una auténtica pesadilla para los valencianos y en especial para su defensor, Doornekamp. El serbio concatenó catorce puntos prácticamente consecutivos que llenaron de inquietud la Fonteta, testigo de los peores minutos de los suyos y de los mejores del rival (52-60). Ponsarnau arriesgó con la entrada de Diot en la pista en un momento crítico y el Unicaja bajó la batuta del inspirado Milosavljevic y el retorno a la cancha de Waczynski, alcanzó su máxima renta en el marcador (56-65). Un último arreón «taronja» comandado por San Emeterio selló un desventaja remontable con sólo diez por disputar (60-65).

No mejoró el escenario con el devenir del último período. El Valencia Basket mostró un ataque desordenado y falto de criterio, mientras que en defensa siguió haciendo aguas tocando prácticamente la lona tras un triple de Waczynski que obligó a Ponsarnau a pedir un tiempo muerto a la desesperada (60-72). Era el momento de apretar las tuercas al máximo, de redoblar esfuerzo y el cuadro «taronja» sacó su garra para provocar pérdidas de balón de los malagueños que consiguieron meter al público y al equipo en el encuentro (67-76). Desgraciadamente no hubo continuidad. Sin ser determinantes, los árbitros tampoco ayudaron con una falta en ataque en los minutos decisivos señalada a Van Rossom totalmente inexistente. Fue la gota que colmó el vaso para sacar de manera definitiva a los «taronja» del choque e hincar la rodilla. El Valencia Basket perdió una batalla pero no todavía la guerra, el domingo ya no queda otra que ganar en Málaga porque es un partido sin red. La Fonteta no quiere clausurar ya la temporada.

Reto a superar en Málaga

Jaume Ponsarnau tras el encuentro destacó la mejoría mostrada en el rival en las últimas semanas. «Es un equipo que cuando ha recuperado jugadores, se les ha visto más frescos. Han acertado en sus planteamientos», indicó. El técnico del Valencia Basket dio algunas de las claves para confiar en poder forzar un tercer encuentro en la Fonteta. «Tendremos que ir a Málaga con buena mentalidad. Esta temporada hemos afrontado bien los retos y hemos competido bien fuera de casa. Hemos de recuperar cosas y estoy seguro que con nuestro juego podemos ganar al Unicaja», señaló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes