11 de julio de 2019
11.07.2019

Sagan impone su ley antes de llegar a la alta montaña

El eslovaco vence en Colmar a Van Aert y Trentin mientras Alaphilippe continúa de líder Hoy, seis puertos y final en La Planche des Belles Filles

10.07.2019 | 22:22
Sagan alza los brazos tras consumar su primera victoria en esta edición del Tour.

Con su maillot verde y más flaco que nunca, el eslovaco Peter Sagan (Bora), triple campeón mundial, irrumpió imperial en la meta de Colmar para imponerse con autoridad en la etapa que entraba en los Vosgos -víspera de la primera gran cita de montaña de esta primera semana- en la que el francés Julian Alaphilippe (Deceuninck) mantuvo el maillot amarillo.

Apareció «El Bicho» con el potencial de siempre para zanjar un debate que al final convocó a los velocistas en una jornada de media montaña apta para aventureros. Sagan se impuso con un tiempo de 4h.02.33 ante la joya belga y segundo de la general Wout Van Aert (Jumbo Visma) y el campeón de Europa, Matteo Trentin (Mitchelton). Más tranquilos vivieron los favoritos a la general la etapa, ahorrando las energías que les harán falta hoy en La Planche des Belle Filles. Habrá selección y hay mucho respeto por comprobar cómo está cada uno de los favoritos.

Entre la alta jerarquía el foco se centra en la sexta plaza de Egan Bernal, a quien le siguen su compañero y defensor del título Geraint Thomas y el español Enric Mas, a 5 y 6 segundos, respectivamente. Los líderes del Movistar, Nairo Quintana y Mikel Landa, entran en la alta montaña a 50 segundos del colombiano y obligados a mover la carrera para reducir la merma de la contrarreloj de Bruselas.

Una etapa «controlada»

Cuatro aventureros formaron la escapada del día. Wellens (Lotto-Soudal), Clarke (EF), Schmidt (Katusha) y Skujins (Trek) se lanzaron por las rutas de los viñedos de Alsacia con un pelotón que nunca desesperó y que mantuvo la renta siempre por debajo de los 4 minutos. La gestión de la etapa iba a llegar en los últimos 60 kilómetros con tres cotas puntuables donde los fugados acabarían cediendo ante el empuje del Sunweb de Michael Matthews.

En la última bajada asomó el líder Alaphilippe igual que Rui Costa en el llano posterior, donde el portugués quiso echar un pulso al pelotón sin permiso para la gloria, mientras el Bora y Sunweb bregaban por el control de la llegada. Al final Peter Sagan, un cohete en los últimos metros, no dio opción a ninguno de sus rivales.

La etapa de hoy, entre Mulhouse y La Planche des Belles Filles, dará inicio a la ansiada alta montaña con un ascenso final de 7 kilómetros al 8,7 % de pendiente media. Además se ascenderán otros seis puertos, entre ellos dos de primera categoría (Markstein y Balón de Alsacia) y otros dos de segunda (Col du Hundsruck y Col des Chevréres).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes