15 de septiembre de 2019
15.09.2019
Baloncesto

Arranca un proyecto para tocar el cielo

El Valencia Basket se presenta con derrota en la Fonteta en una campaña ilusionante para el equipo masculino y femenino

15.09.2019 | 22:47

La Fonteta volvió a abrir sus puertas para realizar la tradicional presentación del Valencia Basket 19-20. En un acto dinámico y funcional el club «taronja» presentó a toda su escuela y cantera abanderada por l´Alqueria del Basket, así como a las primeras plantillas del conjunto femenino y masculino que este año tendrán un curso exigente con el debut continental para las jugadoras de Rubén Burgos y al retorno a la Euroliga para los de Ponsarnau. Quino Colom, campeón del mundo con España, y Labeyrie, bronce con Francia, fueron las únicas ausencias de un acto en el que se homenajeó al combinado de Scariolo tras su oro en el Mundial de China. Todos los jugadores se ubicaron en un podium bajo el mensaje, «Conquista el barro para tocar el cielo», eslogan del Proyecto FER y que debe servir de inspiración también en el baloncesto.

Los triples decantaron el choque

El conjunto de Ponsarnau tuvo como última piedra de toque antes de iniciar la temporada el próximo sábado ante el Barcelona en la Supercopa, al remozado San Pablo Burgos. El preparador catalán al margen de los dos jugadores que todavía se encontraban en China no pudo contar con una de las incorporaciones de esta temporada, Marinkovic, lesionado en el último compromiso frente al Murcia. Con un comienzo dinámico y bajo la batuta anotadora de Tobey los «taronja» tomaron la iniciativa en el marcador en los primeros minutos aunque las rotaciones en los dos equipos igualaron las fuerzas, situación que favoreció al cuadro burgalés para en jugar su desventaja e igualar el electrónico (21-21). Esta inercia visitante siguió su curso gracias a su inspiración desde el perímetro y a una falta de automatismos en defensa por parte del Valencia Basket que dio la iniciativa a los de Peñarroya (33-41). No mejoró demasiado el escenario antes del descanso ya que a los problemas atrás se le unieron ataques desordenados que propiciaron que el San Pablo Burgos llegará al final del primer acto con su máxima renta (36-51).

Los valencianos salieron con otro talante tras el paso por los vestuarios con un paso al frente en defensa y con jugadores como Dubljevic, Van Rossom o Loyd que le valieron para engancharse al choque (53-55). Esta reacción fue estéril ya que de nuevo los triples visitantes volvieron a escena. El San Pablo Burgos alcanzó los 19 desde la línea del 6,75, para doblegar a los «taronja» y llevarse el Trofeo Ciutat de València.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes