Sin tiempo para valorar el empate contra el Eibar, con una nueva portería a cero en contra, el Levante pisará hoy el Benito Villamarín. En esa lucha por encontrar un medio equilibrado y sostenible. Que potencie a Campaña y a los jugadores de ataque y no reste a una defensa que esconde mejor sus defectos con las líneas más juntas. En medio de todo eso, el Levante afronta un nuevo partido liguero sumido en una autoexigencia máxima. Y es que los 7 puntos parecen no ser suficientes a estas alturas del curso y por ello, 48 horas después del 0-0 en Orriols, los hombres de Paco López aterrizan en Sevilla para medirse al Betis, un equipo que trae buenos recuerdos.

El 0-3 en el Villamarín en la ida, la temporada pasada, sirvió de primer punto de apoyo. Y curiosamente, de vuelta al 4-3-3, el equipo logró una goleada ante el Betis (4-0) en Orriols en el momento más complicado de la temporada. Esa noche el cuadro granota hizo una actuación para el recuerdo, pero este año el equipo todavía no se ha regalado a sí mismo una noche de ese estilo. Y es que todavía falta encontrar un punto de apoyo en la medular. Un eje que potencie el ataque y la defensa. Y de momento eso no se ha visto. Defensivamente en todos los partidos el centro del campo „a excepción del Bernabéu„ se ha mostrado con mayor nivel defensivo que el curso pasado. Pero eso ha perjudicado al ofensivo. El Campaña-Melero del duelo del sábado ante el Eibar no estuvo cómodo en ningún momento. La distribución de los roles se difuminó en muchos momentos. Campaña hizo de '6' y de '8'. También Melero. Y en defensa, aunque se concedió poco, se vieron las primeras desconexiones graves en mucho tiempo. Dos de ellas en sendos saques de banda que acabaron en disparos de Inui „con el medio totalmente descolocado y Cabaco abandonando la zona„ y de Quique González, con Vezo perdido atrás.

En ataque la situación no fue mucho mejor. Producto de esa falta de circulación en el centro del campo, el Levante no encontró a Roger y Mayoral y Morales sigue tratando de encontrar esa mejor versión. Esa que le permita volar en carrera y mostrar ante los ojos del público de LaLiga que cuando arranca, el cuadro de Paco López genera miedo en la defensa rival. Algo que sí sucedió en el Villamarín hace un año.

Después del desgaste contra el Eibar, Morales podría ser una de las rotaciones previstas por Paco López para dar entrada a Sergio León y Mayoral arriba, doblar lateral en una de las dos bandas y darle la primera titularidad del curso a Hernani.

Un Betis con muchas dudas

El empate ante Osasuna pudo considerarse como algo positivo visto lo visto sobre el terreno de juego de El Sadar. El Betis, en este arranque de campaña, ha vivido entre las expulsiones directas de Joel y William Carvalho, la falta de regularidad y una timidez impropia de un conjunto que quería mirar a Europa. La marcha de Lo Celso y Setién acabó con la vuelta de Fekir y Rubi en su lugar. Y también hubo fichaje en clave gol. Borja Iglesias era ese nueve que tanto deseaba el Villamarín mientras veía cómo los suyos no generaban ocasiones de peligro. Y curiosamente, el Panda todavía no ha visto portería en los partidos que lleva jugados hasta la fecha, algo que sí ha hecho Loren. Eso sí, al margen de los goles del ariete andaluz, el ataque pasa por Canales y Fekir, este último ausente en la jornada de hoy.

Bardhi, baja para 3 semanas

El centrocampista del Levante Enis Bardhi sufre una lesión muscular grado 1 en los isquiotibiales del muslo derecho y estará de baja las tres próximas semanas. Se perderá 3 partidos de Liga.