26 de septiembre de 2019
26.09.2019
FÚTBOL. LaLiga

Salva Sevilla y Morata continúan en las redes su discusión en el campo

El jugador del Mallorca aclara que llamó "niño de papá" al atlético y niega que mencionara a su familia

26.09.2019 | 21:47
Morata se encara con Salva Sevilla

El centrocampista del Mallorca Salva Sevilla y el delantero del Atlético de Madrid Álvaro Morata, expulsado ayer por doble amarilla tras una discusión entre ambos, continuaron la disputa en la red social Twitter donde el mallorquinista dijo que le llamó "hijo de papá" y el rojiblanco insinuó que hubo más insultos.



"Mis palabras fueron 'eres un hijo de papá', como demuestra un vídeo que hay. Fue un error por mi parte y te pido disculpas. Lo que no voy a permitir es que digan que me metí con su mujer e hijos", afirmó Salva Sevilla en un mensaje colgado en su perfil oficial en esta red social.

En su mensaje, el centrocampista del conjunto bermellón aseguró que en sus 35 años "lo que pasó en el campo siempre se quedó ahí". "Lo que no podemos es contar mentiras para justificar errores", agregó.




Apenas un cuarto de hora después, llegó la respuesta de Morata, en dos mensajes en los que insinuó que los insultos fueron más allá de la expresión reconocida por el centrocampista del Mallorca.

"Fui a saludarte antes del partido por tu trayectoria. No hace justicia a la simulación que hiciste... eso sí que se ve en el vídeo. Desde que pisé el césped, solo tú y yo sabemos lo que me dijiste...", aseguró el delantero rojiblanco.

"Efectivamente las cosas que se hablan en el campo se quedan en el campo, por eso no diré ni una palabra de lo que ahí me dijiste. Suerte en el futuro", añadió Morata en un segundo mensaje.




Morata, que ingresó en el minuto 68 del partido sustituyendo a su compañero Diego Costa, se encaró ocho minutos después con el defensor del Mallorca Xisco Muñoz, después de un acción en la que el capitán mallorquinista se lanzó al suelo para interceptar un pase al delantero, y ambos fueron amonestados.

A continuación, discutió y se encaró también con el centrocampista bermellón Salva Sevilla, lo que conllevó la segunda tarjeta amarilla y la expulsión.

Según el acta redactada por el árbitro Alejandro José Hernández Hernández, el delantero fue amonestado en ambas ocasiones por "encararse a un rival sin llegar al insulto ni a la amenaza".

En la salida del conjunto rojiblanco del estadio de Son Moix, algunos aficionados recriminaron la acción a Morata, que les respondió, visiblemente enfadado: "Si supierais lo que me ha dicho a mí Salva Sevilla, no hablaríais así".

La doble amarilla y la consiguiente expulsión tienen como consecuencia que Morata no pueda jugar el derbi del próximo sábado contra el Real Madrid en el Wanda Metropolitano, aunque el Atlético ha presentado un escrito de alegaciones y realizará un recurso cuando se conozca la sanción por parte del Comité de Competición.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes