Una de las firmas nupciales más reconocidas a nivel mundial. Rosa Clará, nombre de la marca y también de la diseñadora que la fundó, ha sido la elegida para el traje de la novia de la boda de Rafa Nadal, que se celebrará el próximo sábado. Mery Perelló confía en su trayectoria para vestirse en el día de su boda. También la eligieron, en su día, algunas celebridades como la modelo Helen Lindes, la actriz Paula Echevarría, la modelo Alba Carrillo (quien lució hasta tres vestidos el día de su boda con el tenista Feliciano López, matrimonio ya divorciado) o la influencer Laura Escanes (quien vistió dos diseños). Los vestidos de novia siempre son uno de los secretos mejor guardados del día de la boda, así como uno de los detalles que causa más interés y curiosidad.

La trayectoria en el mundo de la moda nupcial de Rosa Clará, quien inició estudios en Derecho, comenzó hace casi 25 años, cuando se inauguró la primera tienda de la marca en Barcelona (España).

Brunello Cucinelli, para el novio

El tenista ha elegido una firma italiana muy especial para que le vista en el partido más importante de su vida personal. Se trata de Brunello Cucinelli, un diseñador y empresario que tuvo siempre claro que se dedicaría a la moda a pesar de empezar una carrera de Ingeniería, que pronto abandonó. Abrió su propia empresa en el año 1978, una compañía dedicada a la confección de jerséis de cashmere para mujeres en color, algo inédito hasta entonces. Al principio sus piezas eran más deportivas, algo que con el tiempo ha ido cambiando. También empezó con diseños para mujeres, y ahora sus trajes masculinos son de los más demandados. La suya es una historia de superación y de empatía, pues uno de sus objetivos más importantes, que es donde Cucinelli marca la diferencia, es cuidar a los trabajadores y que estos se sientan a gusto en la empresa, que sean productivos pero que también puedan tener una vida al margen del trabajo. Su ropa es fabricada a mano en Italia, aunque el 65% de las ventas de la marca son fuera de la península. Es llamado el «humanista de las costuras» o «diseñador filósofo». Sin duda Nadal ha optado por confiar en alguien que tiene una mirada diferente.

La celebración Sa Fortalesa

Nadal y Mery se casarán en una de las fincas más impresionantes de Mallorca: sa Fortalesa, un castillo del siglo XVII situado en la península de la Punta Avançada de Pollença, donde es imposible acceder sin permiso. Se trata de un espacio privado extremadamente vigilado y controlado, aunque tiene accesos por tierra, mar y aire. Allí se celebran eventos, rodajes y distintas ceremonias durante el año. El precio a pagar para el arrendamiento de la finca durante un día son 40.000 euros, sin contar el alquiler de las habitaciones, por las que se tiene que abonar un suplemento cifrado en miles de euros. Por estos 40.000 euros, los novios pueden utilizar la mayoría de los espacios de la finca. La propiedad ocupa unos 87.000 metros cuadrados. El que haya estado dentro sabe que se trata de un lugar mágico y de cuento con excelentes vistas al mar, arcos de piedra y jardines infinitos.

Los novios Mery & Rafa

Su relación empezó en el 2005, el año en que Rafel Nadal ganó su primer Roland Garros. Fue cuando se alzó ganador de este campeonato que la joven pareja hizo su primera aparición pública. Aunque no se esconden y se les puede ver juntos, tanto en torneos como de vacaciones, pasando por galas deportivas o benéficas, es cierto que ambos siempre han sido discretos y han protegido mucho su relación (y su vida privada en general). Se sabe que Mery era amiga de la hermana del tenista, Maria Isabel, que fue quien les presentó años antes del 2005. Tanto ella como Mery, que siguen siendo muy amigas, son dos años menores que Rafel. Mery es un gran apoyo para el tenista, a quien ha acompañado y animado en sus competiciones más importantes, aunque no por seguir la trayectoria deportiva de su novio ha dejado su vida a un lado. Mery ha estudiado, vivido en Londres y se ha formado para convertirse en una profesional del marketing. La pareja de Manacor es un ejemplo de solidez, algo que han conseguido cuidando tanto su espacio individual como el compartido.

El convite Maca de Castro

Su nombre es uno de los más relevantes de la alta cocina de Mallorca, y marca tendencia en los últimos años fuera y dentro de la isla. La chef Macarena de Castro será la encargada de conseguir que los invitados a la boda de los de Manacor disfruten de las delicias mediterráneas, aunque puede ser que algún otro cocinero de renombre esté con ella, muy probablemente sea el valenciano Quique Dacosta, chef que estuvo en Mallorca hace escasos días.