Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Va de bo !

Lo grande empieza por lo pequeño

Lo grande empieza por lo pequeño

Lo grande empieza por lo pequeño levante-emv

Una foto en una red social informa de una partida de pilota a Galotxa en Petrés, (Camp de Morvedre) correspondiente a unos encuentros con pelota de badana que organiza la Federació. Un grupo de jugadores, azules y rojos, perfectamente equipados, testimonian ese empeño en recuperar la presencia del juego en la calle de una localidad con una historia influyente en los campeonatos de la especialidad. Otra foto en la misma red social informa de la jornada en Rafol d' Almunia, en La Marina, del campeonato de elite de Llargues, el Circuit La Bolata. Y uno recuerda la historia de grandes pelotaris que ha dado esta localidad perdida hace años para la práctica continuada de este deporte. Nada que ver con aquella época de El Ripo, natural de este pueblo,en los años cuarenta y cincuenta, de quien Rovellet nos decía un dia, en la vieja cafetería de Pelayo donde tantas historias se contabana que era el mejor jugador del Joc de Carrer que había visto, con una izquierda divina. Es hermoso ver cómo regresa la pelota a las calles de esta población.

En Petrés hubo un buen equipo en los inicios del Trofeo El Corte Inglés de Galotxa. Después, como en tantos y tantos pueblos llegó el cansancio, las dificultades, la ausencia de relevo generacional y sobre todo, la presencia de personas que se encargaran de organizar, de congregar, de impulsar. Ahora, gracias a esta iniciativa en la que ha tenido mucho que ver Jesus Fontestad,de Massalfassar, varias veces campeón del Trofeo El Corte Inglés, actual responsable de la especialidad, la pelota ha vuelto a botar. Y ha sido posible con la pelota de badana porque la vaqueta ya no puede gastarse en las calles. Y se han apuntado varios jugadores locales, acompañados de otros llegados desde el club de Ovocity El Marquesat y de Meliana y Massalfassar. La idea se inició en Alfarp y continuará en Náquera, en Massalfassar, en Xirivella y Puçol. En la sede federativa hay convencimiento de que se recuperará para el torneo El Corte Inglés el club de Petrés. ¿Sabían ustedes que Petrés fue seguramente el primer pueblo, a principios de los años sesenta, que cambió el juego de galotxa a ratlles por el de la cuerda central a imitación del trinquete? También se espera que se reincorpore Puçol y es posible que Xirivella. En ese impulso , digno de todos los apoyos y alabanzas puede colaborar la creación de una categoría que se juegue con ese tipo de pelota más fácil para los jugadores más modestos, más veteranos o jóvenes.

Toda obra grande ha comenzado con una gran idea y con muy pocos medios. Así nacieron los torneos de clubes de Galotxa, Llargues y Raspall, cuando se jugaba sólo en las calles. Crecieron y crecieron hasta que llegó un parón y una indisimulada decadencia que se refleja en los índices de participación. Se necesitan nuevos impulsos con nuevas ideas que acerquen la pelota a nuevos practicantes. Otro buen ejemplo es el torneo Fallero reservado para las comisiones de pueblos y que este año ha contado con equipos en Torrent, Xàtiva, Oliva, Cullera, Denia, Llosa de Ranes, Carlet, Sueca, Massamagrell, Pobla de Vallbona y Godelleta. Finalizó con el triunfo de Oliva en Raspall, tras derrotar a La Llosa y de Genovés/Xàtiva, en Galotxa, tras derrotar en la final a Godelleta. Han vuelto a vestirse de blanco pelotaris como Marcos de Godelleta, Adrián de Riola y Waldo de Oliva.

Más de cincuenta comisiones falleras en la capital y todas las de los pueblos confirman el acierto de aquella idea surgida en Josep Chiralt, un fallero del Cabanyal/Canyamelar a quien nunca se agradecerá bastante su aportación a la recuperación de la pilota en la capital gracias al mundo fallero y al patrocinio, cómo no, de José Luis López. De pequeñas obras se consuman grandes proyectos.

Compartir el artículo

stats