El Valencia Basket recibirá hoy al WBC Enisey ruso en el partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Eurocopa (20:30 / La 8) con el deseo de que el hecho de jugar en la Fonteta le dé el impulso necesario para remontar los cinco puntos por los que perdió en la ida la semana pasada y pasar así de ronda. En el partido de ida, las locales dominaron el marcador de principio al final y el Valencia estuvo a punto de sufrir una amplia derrota que le hubiera complicado al máximo las cosas pero también se llegó a poner a un solo punto en el tramo final del choque (60-55).

El Valencia afronta este choque después de haber caído también en la Fonteta el pasado domingo ante el Perfumerías Avenida de Salamanca en un partido en el que compitió pero en el que no pudo discutirle el triunfo al actual líder de la Liga Femenina. En ese encuentro sufrió un esguince de tobillo la exterior Anna Gómez, que ya no volvió a jugar pero con la que se espera poder contar en esta decisiva cita.

La que no estará es Julia Resingerova, que aún no se ha recuperado del esguince de tobillo que le ha hecho perderse estos dos últimos encuentros. Su baja es especialmente importante ante la presencia en el equipo ruso de la pívot Kyara Linskenks que, con 11 puntos y 14 rebotes, fue la jugador más valorada del Enisey en el partido de ida, como suele ocurrir en sus partidos.

Ante esta situación será especialmente importante la actuación de la también pívot Meiya Tirera, que con 16 puntos fue la máxima anotadora del conjunto valenciano en la ida aunque con una carta de tiro de 7 de 17 que en parte impidió un mejor resultado.

En general, el porcentaje de tiro de campo del Valencia fue realmente bajo por lo que se espera que el hecho de jugar en casa pueda darle al equipo la confianza necesaria para mejorarlo. El pasado domingo más de cuatro mil personas acudieron a la Fonteta para presenciar el partido ante el conjunto salmantino por lo que se confía en repetir una buena entrada.