Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pizarra

Decidieron Soldado y el VAR

Decidieron Soldado y el VAR

Decidieron Soldado y el VAR

La eliminación del Valencia deja sensaciones agridulces. Del encuentro me quedará el grato recuerdo del emotivo homenaje que el Nuevo Los Cármenes dispensó a Ángel Castellanos, mi querido compañero en nuestro inolvidable Valencia de los años 80. Es una lástima no haber podido defender hasta el final la condición de campeón de Copa y, sobre todo, no haberlo hecho delante de la afición de Mestalla. Roberto Soldado, que sigue en plena forma y que golpeó por partida doble, y también el VAR, nos apearon de una competición muy bonita. En lo deportivo, hay que dar la enhorabuena al Granada, que se impuso jugándonos de tú a tú y logró un pase a semifinales histórico para la entidad.

La primera parte fue muy abierta, con ocasiones para los dos equipos y dos balones al palo del Granada que nos dieron vida. La fragilidad defensiva era la nota dominante en los dos conjuntos. Tomó nota Diego Martínez y en la segunda parte recompuso su defensa, habilitando tres centrales. El Valencia dominaba pero ya sin tanta sensación de peligro. Cabe apuntar que los cambios fueron determinantes. Mientras que Darwin Machís aportó mucho peligro, creo que el relevo de Rodrigo Moreno fue inexplicable.

Regresó Guedes, todavía lógicamente falto de forma, pero que debe ser una de las armas del Valencia de cara a la segunda vuelta, en la que quedan retos apasionantes, tanto en LaLiga como en la Champions League, con una eliminatoria apasionante ante el Atalanta.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats