22 de mayo de 2020
22.05.2020
Levante-emv

El Levante UD busca un campo de alquiler para acabar LaLiga

El club baraja varias alternativas, entre ellas la del Mini del Villarreal, para no paralizar las obras

21.05.2020 | 21:31
Aspecto de las obras ya iniciadas en la zona de tribuna del Ciutat de València para instalar la nueva cubierta.

La decisión de no volver a jugar en el Ciutat de València esta temporada es oficiosa, ya que el Levante UD sigue valorando alternativas, el Consejo todavía no se ha reunido y todo se mantiene a la espera de que LaLiga le autorice a jugar sus partidos como local en un campo neutral. Sin embargo, teniendo en cuenta que el desenlace de la competición va a ser a puerta cerrada, la voluntad del club es terminar las obras de la cubierta sin nuevos retrasos.

La preferencia es que los trabajos continuén y eso significa que el equipo reciba a Sevilla, Atlético de Madrid, Betis, Real Sociedad, Athletic de Bilbao y Getafe fuera de Orriols. La opinión de los jugadores y del propio Paco López ha sido fundamental.

«Espero, deseo y creo que va a ser así y que no vamos a jugar los partidos que nos toca como local en el campo del rival. En el caso de que no podamos jugar en nuestro estadio, lo haremos en un campo neutral», dijo el técnico hace unos días en una rueda de prensa telemática. Pese a haberlo sondeado con LaLiga lo que está descartado es que las 11 jornadas que quedan se disputen todas a domicilio, así que el club contempla varias alternativas.

En un primer momento, la idea apuntaba en La Cerámica y Mestalla. Sin embargo, muchos clubes están estudiando jugar en sus Ciudades Deportivas para ahorrar costes y proteger el césped. El Levante no puede hacerlo en Buñol porque las instalaciones no cumplen con el reglamento de televisión, pero sí podría hacerlo en el Mini Estadi del Villarreal. El campo tiene las mismas dimensiones que el del primer equipo groguet y a Paco López, extécnico de su filial, no le pilla de nuevas. En este momento es el favorito. La entidad que preside Fernando Roig, con la que hay una buena relación, ha dado su visto bueno y ahora sólo falta que lo autorice también LaLiga. Para la patronal la duda estriba en el riesgo de que pueda solaparse el uso del recinto deportivo entre el Levante, su rival y el propio Villarreal si lo necesita para entrenarse. Castalia y el Rico Pérez, ambos de titularidad municipal, también están entre las alternativas. En Orriols ya contaban con el permiso para jugar a domicilio las cuatro primeras jornadas de LaLiga, ya que la finalización de las obras está prevista para mediados de septiembre.

Lo previsto en el calendario es que los últimos pilares para la instalación de la cubierta se plantaran en el momento en el que hubiese acabado la temporada, ya que es necesario desmontar las torres de luces. Donde sí que hay ya un retraso debido al parón por el estado de alarma es en el desamiantado de la uralita y la retirada del techo de tribuna. Una vez el Consejo lo autorice arrancará la esperada fase de construcción del anillo de la cubierta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes