«Entiendo que dada la calidad de la plantilla y con la solvencia con la que se ha conseguido el primer objetivo muchas veces se demanda ese paso más y luchar por la Liga Europa o por objetivos mayores, pero el mensaje de meternos en Europa a día de hoy es demasiado prematuro aún, el año que viene veremos. Hablamos de cosas muy difíciles y esta temporada ha sido bastante notable». Es el mensaje de Sergio Postigo en sala de prensa, cargado de realismo más que de conformismo, si bien es cierto que deja una puerta abierta a la ambición de cara al próximo curso: «El objetivo del Levante es ir creciendo poco a poco. Este año hemos mejorado con creces al de la temporada pasada y ojalá el año que viene hagamos mejor que éste».

El central granota juega hoy en Mallorca, al igual que sus compañeros, con la sensación del deber cumplido pero a la vez sabiendo que se van a encontrar un partido complicado ante un rival con el agua al cuello y en el que tienen que aprovechar su buena dinámica para quedar lo mejor posible: «Ellos están en la situación en la que están y deben aprovechar al máximo todas las oportunidades para salvarse. Espero un partido duro y agresivo. Cuando estás en ese límite, intentarán sumar de todas las maneras. Una de esas maneras, será competir así, de esa forma que tanto los define a ellos. Mañana (por hoy) más aún. Será un partido complicado como todos, pero yo creo que estamos en buena dinámica. El equipo se encuentra en buena forma y mentalmente fuerte para quedar lo más arriba posible en este final de temporada»

El futbolista granota entró a valorar uno de los temas candentes de este final de temporada como es el VAR, más aún después del gol encajado ante la Real en una acción precedida de una posible falta: «No lo entiendo. A todos nos pasa lo mismo cuando vemos en televisión. Creo que hay que unificar criterios y no dejar tanto a la interpretación. Creo que estamos casi igual que antes. Dejamos demasiado a la interpretación y eso conlleva a errores. Creo que esa interpretación hace que el partido se decante para un lado u otro. Esto acaba de empezar también. Son dos años y es poquito tiempo para adaptarse a un cambio tan grande. Yo confío en que poco a poco vayamos limando y eso sirva para mejorar. Hay que tener paciencia»

Por último el futbolista destacó su mejoría física respecto a la pasada campaña: «Esa segunda vuelta me comí la cabeza mucho en ese sentido. Fueron muchas lesiones seguidas y gracias al cuerpo médico hemos dato en la tecla».e hemos dado en la tecla en hacer unos cuantos cambios para volver un poco a lo que estaba acostumbrado en mí. No eran muy comunes las lesiones en mí, pero sí que nos trastocó un poco los papeles. Ahora en ese sentido, sí que estoy bastante contento de tener esa regularidad que todos los jugadores tienen».