11 de julio de 2020
11.07.2020
Levante-emv

El milagro de Voro: Europa a tiro

La derrota de la Real Sociedad (2-3) y su duro calendario permite que el Valencia dependa prácticamente de sí mismo

10.07.2020 | 23:36
El milagro de Voro: Europa a tiro

Voro González tomó los mandos del banquillo del Valencia hace quince días para recuperar el control del vestuario, frenar la caída del equipo y asegurar la competición europea para la próxima temporada. Pintaba feo. Casi imposible. Sobre todo después de las sensaciones negativas que dejó la derrota contra el Athletic en Mestalla. Sin embargo, la reacción del equipo contra Granada y Valladolid -4 de 6 puntos- unido al flojo estado de forma post-parón del Getafe y la Real Sociedad ha permitido que el Valencia llegue con opciones reales a las tres últimas jornadas de LaLiga. La jornada 35 no ha podido ser mejor para los intereses blanquinegros. Perdió el Getafe y la Real Sociedad por delante de la clasificación y el Athletic y Osasuna por atrás. Europa, por increíble que parezca, está a tiro.

A 3 puntos del sexto clasificado, el Getafe, y a uno de la séptima plaza que ocupa la Real Sociedad. Así afronta el Valencia las tres últimas jornadas de LaLiga. A favor de los de Voro juegan las sensaciones. El Getafe solo ha podido ganar uno de ocho partidos tras la cuarentena y comienza a perder la cabeza como demostró contra el Villarreal (1-3) con tangana incluida y cuatro expulsados. Igual de crítica es la situación de la Real. Los donostiarras están en plena crisis de fútbol y resultados. No son ni la sombra del equipo que fueron hace cuatro meses. Este viernes volvieron a caer (2-3) en San Sebastián contra el Granada. No levantan cabeza.

A favor del Valencia también juega el calendario. Los de Voro se verán las caras con un Leganés con pie y medio en segunda división, un Espanyol ya descendido y un Sevilla que, con la Champions en el bolsillo, puede no jugárse nada en la última jornada. A la Real, por su parte, le queda el Villarreal, Sevilla y Atlético. Todo rivales 'Champions'. Lo único que juega en contra del Valencia es el gol-average. En caso de empate el Valencia lo tiene perdido con la Real y el Getafe. A los azulones les queda por delante Alavés, Atlético y Levante en el Ciutat.

El Valencia, eso sí, no podrá perder de ojo a sus dos inmediatos perseguidores. El Granada de Diego Martínez dio un golpe de efecto en el Reale Arena y empata a 50 puntos con el Valencia aunque está por detrás en la tabla por el gol-average. El Athletic, con 48 puntos, arrastra dos derrotas seguidas, pero puede será una amenaza hasta el final. Dos plazas para cinco equipos. Es el último tren para el último de los objetivos. El Valencia tiene 270 minutos para acabar con dignidad un fracaso de temporada imposible de maquillar y, viendo el nivel de los rivales, el equipo no dependerá de nadie más que de sí mismo.

El club está obligado a disputar competición europea todas las temporadas por plantilla, prestigio y salud económica. La Europa League suavizaría las pérdidas que supone no haberse clasificado para la Champions League. También por historia. La entidad de Mestalla solo se ha quedado fuera de Europa en tres temporadas durante el siglo XXI. Desgraciadamente, la mayoría de estas ausencias forman parte de la historia reciente del club. El equipo no participó en Europa en la temporada 2014/15 -la primera de Peter Lim- después de la octava plaza en LaLiga del año anterior que empezó en el banquillo con Miroslav Djukic y acabó con Juan Antonio Pizzi. Las dos siguientes ausencias europeas llegaron con Meriton en la propiedad. El Valencia no compitió en Europa ni en la temporada 2016/17 ni en la 2017/18. La responsable de la primera ausencia europea fue la desastrosa temporada 15/16 con destitución de Nuno Espírito Santo, ridículo internacional de Gary Neville y parche de Pako Ayestaran a última hora. El Valencia acabó duodécimo en la tabla. Igual de decepcionante fue la campaña 2016/17. La última antes de Marcelino García Toral. Voro evitó el descenso a segunda división al que habían condenado al equipo primero el propio Ayestaran y después Cesare Prandelli. El equipo repitió en el puesto doce. Un drama. La historia se ha repetido tres años después y de nuevo Voro se ha convertido en el 'apagafuegos' de Meriton. Su misión es que el Valencia de Peter Lim no se quede fuera de Europa por tercera vez. De momento, está en el camino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes