Un incendio en la sede del Celta ha alertado la tarde de este lunes a quienes se encontraban en el centro de Vigo. Según las primeras informaciones, las llamas se desataron alrededor de las 19.30 horas en el piso superior de A Sede, en la calle Príncipe, donde se encuentra el restaurante Silabario.

Hasta allí se dirigieron cinco camiones de bomberos de Vigo y varias patrullas de la Policía Local y Nacional. Los agentes se encargaron de acordonar con cintas la calle Príncipe entre la tienda de C&A y A Sede para impedir el paso de la multitud de curiosos que se acercó al lugar, muchos de ellos grabando con sus smartphones el incendio. El alcalde de Vigo, Abel Caballero, y el presidente del Celta, Carlos Mouriño, también estuvieron en la zona.

Desde el club han informado de que el incendio no ha afectado a las oficinas y que afortunadamente no ha habido heridos, solo daños materiales no significativos. También han comunicado que dentro del edificio estaban una veintena de jóvenes de la residencia del Celta, que fueron rápidamente desalojados y que podrán volver a dormir esta misma noche al inmueble. Aunque a última hora de la tarde las llamas estaban ya sofocadas y la zona despejada, las lenguas de fuego fueron claramente visibles desde Porta do Sol y la calle Progreso.

La parte calcinada es la terraza exterior de la cúpula de A Sede, donde ardió el tarimado de madera y varias macetas. Fuentes policiales han indicado que se desconoce el origen del fuego, que los bomberos tardaron apenas 10 minutos en controlar. Una de las hipótesis que se barajan es que pudo estar causado por los aparatos de aire acondicionado.