El liderato del Betis cambió de dueño y lo agarró de forma provisional el Getafe, que acabó con el conjunto verdiblanco al ritmo del colombiano «Cucho» Hernández, hombre clave de un choque en el que un doblete de Ángel y un golazo de Cucurella dieron los tres puntos al cuadro azulón. Cucho puso la pausa que necesitaba su equipo para dibujar la mejor versión de los hombres de José Bordalás, que cada vez se parece más al grupo que deslumbró antes del inicio de la pandemia. Ya han espantado el fantasma post confinamiento y vuelven a ser temibles. Su víctima, el Betis, sufrió el vendaval azulón durante una primera parte excelsa que acabó con cualquier opción del cuadro de Pellegrini de puntuar en el Coliseum.

Los jugadores béticos no dejaron de ver sombras azules durante 45 minutos. La presión a la que fueron sometidos en todas las partes del campo dejó sin argumentos a un equipo que saltó de inicio sin Joaquín, a quien su técnico dio descanso y fue sustituido por Juanmi en la banda derecha. El Getafe también salió con una novedad que sería decisiva junto a la actuación del Cucho: Ángel.

El delantero azulón es un auténtico cazagoles. Siempre aprovecha sus minutos. Sobre todo, cuando es suplente. Tenía la deuda pendiente de brillar cuando es titular y, ante el Betis, lo hizo. Parte de culpa la tuvo el "Cucho", que se movió a la mil maravillas entre líneas para abrir huecos y asistir a sus compañeros

Uno de esos movimientos sirvió para abrir el marcador. El Cucho, con un pase de cabeza precioso de espaldas hacia Nyom, permitió al francés asistir a Ángel para inaugurar el marcador con una semichilena que tuvo que revisar el VAR por posible fuera de juego. No lo fue, Álex Moreno lo rompió, y el Getafe se adelantó con justicia.