Segunda victoria sin complicaciones. Rafael Nadal se clasificó para la tercera ronda de Roland Garros tras eliminar al estadounidense Makenzie McDonald por 6-1, 6-0 y 6-3. El 12 veces campeón del torneo tampoco encontró oposición ante un rival que jugaba su décimo partido en tierra batida y el tercero en París, nada comparable a los 480 que ha sumado hoy el número 2 mundial que en esa pista central solo ha perdido dos partidos desde su debut en el 2005.

Apenas media hora necesitó Nadal para apuntarse la primera manga, cediendo solo un juego. Como ya le pasó en su debut con Egor Gerasimov, el número 2 mundial ha aprovechado el partido para seguir aclimatándose a la pista y a las nuevas bolas. Nadal se ha movido con más determinación, ha parecido sentirse un poco más cómodo con sus golpes y más suelto de mano.

Menos le duró el segundo set a Nadal, que se lo llevó en 29 minutos y sin ceder un juego. A esas alturas del partido McDonald ya no disfrutaba en la pista, solo resoplaba ante su impotencia. El tenista universitario estadounidense, de 25 años, estaba ya pasando un calvario e incluso intentó ganar un punto con un saque por debajo del hombro. Ni así. Nadal se enfrentará el viernes en la tercera ronda al vencedor del partido entre el viejo conocido Kei Nishikori, lejos de su mejor forma (35 mundial) o el italiano Stefano Travaglia.