La expectación en la que durante los últimos días vivía el deporte base valenciano ha llegado a su fin. Y lo ha hecho sin cambios. Las competiciones se mantendrán como estaban previstas inicialmente, no aplicándose así la resolución planteada por la Conselleria de Sanitat -circunstancia que esta semana adelantaba Levante-EMV- que proponía aplazar las competiciones de hasta 12 años hasta el mes de enero a causa de la pandemia de la covid-19. Es, en definitiva, una rectificación de la conselleria, que finalmente no retrasará las competiciones y mantendrá el acuerdo del Consell el pasado junio y las medidas reguladoras publicadas en el DOGV en julio, una realidad que en las últimas horas había ido cogiendo fuerza ante la falta de una confirmación oficial de la resolución.

El anuncio se producía este mismo sábado, cuando la Conselleria de Sanitat informaba de que mantendría la «normalidad» en el deporte base, al considerar que «la situación epidemiológica actual permite su desarrollo, tanto a nivel de entrenamientos como en la competición». Pese a ello, en su comunicado, la institución pública no dudaba en alertar de que «en caso de que la situación epidemiológica cambiara, se tomarían las medidas necesarias para evitar contagios y cortar posibles cadenas de transmisión» en ese ámbito.

En esta línea, Sanitat, en sintonía con la Conselleria de Deportes, insistía ayer en la recomendación de «mantener siempre, como en cualquier otra actividad, las medidas de seguridad e higiene, como distanciamiento social, uso de mascarillas y soluciones hidroalcohólicas determinadas, así como los protocolos elaborados por las federaciones deportivas valencianas a tal efecto».

La decisión adoptada por Sanitat fue bien recibida por la Asociación de Federaciones Deportivas de la Comunitat Valenciana (Confedecom), que se congratuló por su cambio de opinión. Ante ello, su presidente, Salvador Fabregat, expresó la satisfacción por la decisión final: «Nos alegra comprobar que se ha reconsiderado la decisión de aplazar el inicio de competiciones, puesto que creemos firmemente que la actividad física es posible en este momento, ya que la situación epidemiológica en la Comunitat Valenciana lo permite como los datos de la Conselleria atestiguan».