El doblete de Suzuki con la victorias de Joan Mir y la segunda posición de Álex Rins se celebró por todo lo alto en el equipo a la conclusión del Gran Premio de Europa. Pero en la fiesta azul hubo unos invitados sorpresa, ya que se dejaron ver junto a ellos una pareja de recién casados vestidos con los trajes de novios.

Se trataba de dos comisarios de los que han trabajado todo el fin de semana en Cheste. Se casaron el fin de semana anterior y, al no poder invitar a sus amigos y compañeros del Circuit Ricardo Tormo por las limitaciones de aforo en la celebración, decidieron vestirse de nuevo de novios para hacerse una foto de recuerdo con todos ellos.

Los valencianos Laura Naharro y Jesús Gomera, a sus 25 y 29 años, son ya veteranos en los grandes premios del Mundial. Son comisarios de seguridad en el box 0 y además de controlar los pases de acceso y los problemas habituales que puedan surgirles a los pilotos para avisar a torre de control, este fin de semana tuvieron que estar especialmente atentos al correcto uso de las mascarillas de todos los acreditados.

Por suerte, todas las caídas quedaron en sustos y así pudieron ‘celebrar’ con tranquilidad su boda en las instalaciones del Circuit, con una semana de retraso pero con sus compañeros y amigos, además de con los integrantes del equipo Suzuki, sorprendidos por verlos vestidos de novios tras la carrera.

Laura Naharro, en declaraciones a este periódico, explicó cómo habían vivido este fin de semana inolvidable. «Nos casamos el día 30 y el 31 estábamos trabajando con el FIM CEV. Tampoco podíamos invitar a casi nadie por limitación de aforo y queríamos tener una foto de recuerdo con los compañeros de box. En el Circuit somos una familia y también nos invitaron a acercarnos al equipo Suzuki a celebrar su victoria», dijo muy contenta.