Un partidazo de MVP de Vladimir Lucic, bien secundado por Jajuan Johnson y Zipser, tumbó a un Valencia Basket con bajas que esta vez no pudo mostrar su mejor cara en la Euroliga, con demasiadas concesiones en defensa y poco acierto en el tiro, hasta acabar perdiendo 90-79 ante el Bayern Munich.

El Valencia Basket visitaba al complicado Audi Dome de Munich con las bajas de Marinkovic, Sastre y Mike Tobey, pero con un recuperado San Emeterio. Ponsarnau apostaba de inicio por Vives, Prepelic, Kalinic, Pradilla y Dubljevic y le salió bien en los primeros minutos, con un parcial de 2-9 y gran Pradilla, que sigue creciendo y ganándose a pulso más minutos.

Pero dos faltas personales de Kalinic en apenas tres minutos obligaron al técnico a reservarlo y a dar minutos a Josep Puerto, quien con su intensidad no tardó tampoco en cargarse con dos faltas.

Pero si tuvo un problema grande el Valencia Basket en toda la primera parte no fue en esa posición, sino en la defensa de Jajuan Johnson, ya que el ala-pívot estadounidense fue el dueño de la pintura tanto en anotación como en rebotes.

Con un parcial de 14-2, los locadieron la vuelta al marcador (18-11), empujados también por el ex taronja Vladimir Lucic. Pero cinco puntos consecutivos de San Emeterio y una última canasta de Hermannsson acercaron al Valencia antes del final delprimer cuarto (21-18).

La intensidad de Labeyrie y dos triples de Derrick Williams y Guillem Vives daban el mando del partido al Valencia Basket, pero el acierto de Jajuan Johnson y los rebotes ofensivos que concedió la defensa taronja impidieron que los de Ponsarnau pudieran irse al descanso con más ventaja de la que lograron (37-39).

El ala-pívot titular del Bayer acabó los primeros 20 minutos con 15 puntos y 7 rebotes, 4 de ellos ofensivos, mientras que Lucic fue su mejor escudero con 6 puntos, 3 rebotes y 10 de valoración ante un Valencia Basket en el que el más inspirado en el tiro era Prepelic, con mejores porcentajes de tiro para los taronja.

La segunda parte empezó con puntos desde la línea de tiros libres de Prepelic y Vives, pero también con Lucic y Jajuan Johnson en la misma línea que antes del descanso. Aún así, el despertar de Dubljevic, la mejora defensiva y dos canastas de Prepelic y Kalinic permitieron al Valencia Basket ponerse cinco arriba (46-51), obligando a Andrea Trinchieri a pedir tiempo muerto.

Y le funcionó al técnico italiano, sobre todo gracias a la explosión anotadora de Paul Zipser, quien sumó 11 puntos en los últimos minutos del tercer cuarto para cerrar un parcial de 15-4 (61-55). Derrick Williams y Labeyrie recortaron de nuevo la diferencia a dos puntos antes del último cuarto (62-60).

Empate a falta de 3:40

San Emeterio empató el partido pero Zipser devolvió la ventaja a los locales, que aumentó gracias a Malcolm Thomas y a Lucic. El Valencia Basket necesitaba la inspiración de sus tiradores y llegó con un triple de Prepelic, pero también con Derrick Williams y Dubljevic, que empató el partido a falta de 3:40 con dos tiros libres.

Zipser volvía a hacer daño con un triple, Prepelic no fallaba en los tiros libres y Sisko y Lucic –tras una pérdidas de Dubljevic– dispararon al Bayern (83-78). El extaronja hurgó en la herida con un nuevo triple a poco más de un minuto para el final y dejó el partido visto para sentencia, con 22 puntos, 7 rebotes y 35 de valoración.

Los nervios impidieron ya al Valencia Basket acercarse en el marcador en los últimos instantes del duelo y la victoria se quedó en Múnich.