Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Va de Bo

LA JUVENTUD INVADE EL INDIVIDUAL

LA JUVENTUD INVADE EL INDIVIDUAL

LA JUVENTUD INVADE EL INDIVIDUAL Alberto Soldado

El Individual se ha llenado de juventud. Tres de los cuatro semifinalistas llegan cargados de la ilusión de los primerizos. Esta tarde, en el Trinquet de Dénia, Puchol II se las verá frente a la poderosa pegada de zurdo de Salva Palau, el nieto de Juliet. Corre por su sangre el nervio de su abuelo, el espíritu de honradez, su decidido empeño en corresponder a las exigencias de la afición. No ha heredado su estilo porque Juliet no era un jugador de portentosa pegada, según dicen los que le vieron, pero sí de impecable sobaquillo y de inteligencia superior para programar el quinze. Su nieto envenena cada golpe para convertirlo en obuses muchas veces irrestables. A ellos se va a enfrentar el maestro de Vinalesa que tiene calidad, poderes y experiencia para detener las embestidas del joven de Alginet.

La otra semifinal, también esta tarde, a puerta cerrada y en el mismo trinquet de Dénia mide a dos jugadores técnicos. Uno llega desde la escuela de Les Valls, de la mano de aquel maestro que fue y es Raúl de Alfara. José Salvador , pese a su juventud conoce el oficio como el más veterano de los maestros. Llega con ilusión a esta semifinal y sueña con poder derribar la calidad estética y poderosa de De la Vega, el joven de Almussafes que se formó en el frontón de su pueblo, de la mano de su padre y que tiene condiciones de ser campeón si consigue creer en sí mismo.

Dos partidas grandiosas que en otros tiempos de libertad de movimientos hubieran llenado a rebosar cualquier trinquete. Las gentes necesitan renovar ilusiones. Ver a tres jóvenes irrumpir en la lucha final por el más grande de los torneos es guión sugerente. Es hermoso asistir a esta propuesta efectiva de renovación en los máximos carteles de la pilota valenciana. Hay una cantera de enorme calidad que ha eclosionado en estos tiempos tan difíciles y que nos garantiza que la espectacularidad artística de la Escala i Corda tiene el mejor de los futuros.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats