Manuel Llorente está convencido de que otro Valencia CF era posible sin la irrupción de Meriton y le parecen bien las plataformas contra la gestión del máximo accionista, aunque no cree que sirvan de mucho si no hay alguien detrás decidido a comprar. Señala a Salvo, a Aurelio Martínez y también a las instituciones, que en su opinión tuvieron demasiada prisa en cerrar aquella venta sin tener atadas muchas cosas solo por solucionar el problema del aval de la Generalitat.

Así de tajante se mostraba en declaraciones a Deportes Cope València: «No era necesario que el Valencia CF se vendiera, era perfectamente viable. El Valencia no necesitaba a nadie. Dicen que estaba mal... ¡En absoluto! El Valencia está en 550 millones y cuando se vendió tenía 350 y funcionaba perfectamente. El que tenía prisa por hacer el cambio de la Fundación fue la Generalitat, que tenía el tema del aval, y no entendí por qué les preocupaba, había otras sociedades que tenían mucho más riesgo con la sociedad valenciana que el Valencia CF. No era necesario vender el 80% ni el 75%, se podía vender un paquete más pequeño, había muchas alternativas, pero tenían prisa. Quiero dejar claro, que el Valencia como Sociedad Anónima no estaba en ningún peligro. Pagaba y cumplía perfectamente con todos. Venían los jugadores, éramos el octavo club del ranking en Europa. Un club que estaba por delante del Atlético de Madrid, del Sevilla, pero se pusieron nerviosos. La alcaldesa también quería que le hicieran el campo. Le dijeron que estos le conseguían el campo y mira, ahí está el campo todavía. Ese es el tema».

El expresidente no confirma que vaya a unirse a ninguna de las plataformas de oposición a Meriton. «Yo estaré siempre junto a todos aquellos que quieran que el Valencia vuelva a ser ese Valencia de las dos finales de Champions, de las dos ligas. ¿Me han llamado? Tengo expectativas porque me dijeron que querían hablar conmigo, pero todavía no he hablado con nadie», explica. Es, no obstante, muy excéptico: «No creo que puedan fiscalizar mucho a Meriton, ahí están las auditorías y la Junta General de Accionistas. Yo no estoy defendiendo a Meriton, pero quiero recordar que a Meriton lo recibieron como si fuera el Papa que vino a visitar València. Todos con Welcome y tal. No sé qué tienen que fiscalizar. Las plataformas me parece muy bien que sean reivindicativas y que pidan por el Valencia, pero hoy por hoy, si no hay nadie que lo compre...». Y sigue: «Todo el mundo está hablando de Peter Lim, de Meriton, pero nadie está diciendo los que engañaron a la afición del Valencia. Y luego los miembros de la Fundación: la Generalitat, el Ayuntamiento. No entiendo cómo el director general de deportes en ese momento firmó como representante de la administración pública al máximo nivel, que es la Generasin tomar las medidas y ver las cosas. Me pongo enfermo cada vez que veo eso».

Llorente ve la situación del club «como cualquier valencianista, con una gran expectativa y esperando a que el Valencia empiece a ganar partidos y vaya para arriba. No estoy preocupado, estoy un poco indignado porque estamos echando la culpa al club y la culpa la tiene la Fundación que vendió el Valencia y sin tomar medidas de ningún tipo. Lo que están haciendo ahora, en cuanto a presupuestos y demás, hay que tener en cuenta que ha dejado de percibir 66 millones de euros de la Champions.

Tiene que ajustar su cuenta de resultados. En mi opinión, todos los equipos venden jugadores. Nosotros, pese a vender jugadores, ganábamos ligas».