El dúo Lucas Vázquez-Marco Asensio, otra vez las alas titulares de Zinedine Zidane, frenaron la impecable marcha del Celta del argentino Eduardo ‘Chacho’ Coudet e impulsaron de nuevo al Real Madrid, que se rehizo del pinchazo en Elche y pasa a liderar LaLiga Santander de forma provisional a falta de que el Atlético se mida al Alavés en Mendizorroza este domingo.

Entre ambos fabricaron los dos goles con los que el conjunto madridista amarró la victoria en el Alfredo di Stefano ante un buen Celta por momentos pero que no pudo con la eficacia de ambos y que pagó caros errores puntuales.

Y no era una cuestión menor la llegada del equipo del ‘Chacho’ Coudet para la escuadra de Zidane por su gran momento, por la obligación de no volver a tropezar y por la baja de su capitán, Sergio Ramos. Pero para su fortuna encontró su versión más solvente, la que llevó a hacerse con el título la pasada campaña.

La pegada que tantas veces le falta la encontró muy pronto, en la continuación de una jugada en la que Nacho Fernández sacó bajo palos un remate de Iago Aspas. El balón acabó para Asensio por la izquierda y el centro del balear lo remató a la red de cabeza Lucas Vázquez. También la puntilla llegó al inicio del segundo tiempo. A la inversa, fue Lucas el que sirvió a Asensio el gol tras un corte de balón en la medular del croata Luka Modric.