El francés Stéphane Peterhansel (X-Raid Mini JCW) asestó un golpe de autoridad en la general de coches del Rally Dakar al alejar la amenaza del catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota Gazoo Racing) a 17 minutos, mientras que en motos el chileno José Ignacio Cornejo (Honda) es más líder tras el abandono del australiano Toby Price (KTM). Una jornada que dejó a Carlos Sainz sin opciones después de los problemas técnicos que sufrió ayer.

En motos, el argentino Kevin Benavides (Honda) se impuso de manera autoritaria. Se plantó en meta, además, con una ventaja de 1:34 sobre Cornejo, quien este martes vio crecer su ventaja sobre el segundo clasificado de la general de motos, debido al abandono de Toby Price. Evacuado en helicóptero, fuertemente dolorido de su brazo y su hombro izquierdos, el australiano perdió todas sus opciones de pelear por el triunfo en esta edición del Rally Dakar, que por segundo año consecutivo se disputa en Arabia Saudí. Price era segundo, a 1:06 de Cornejo.

Aunque el chileno terminó tercero la etapa, puede ser considerado el gran vencedor de la jornada. Ahora divisa al segundo clasificado de la general a 11:24. Su perseguidor es, precisamente, Kevin Benavides.

Uno de los afectados de la dura jornada fue el valenciano Joan Barreda, que del golpe sufrido en el kilómetro 50 incluso llegó a perder el conocimiento. Así lo contaba en la meta de Neom: «Hoy ha sido un día muy duro y una etapa muy difícil y peligrosa. Creo que iba bastante bien al principio pero me he caído en una zona peligrosa y me he golpeado en la pierna. Es un fuerte golpe, pero he podido llegar al final de la etapa. El Dakar aún no ha terminado».