Un día más en el mercado del Valencia CF y un día menos para que se cierre. De momento no hay fichaje, ni tampoco a la vista. Hay trabajo, mucho, pero poco resultado porque las condiciones que impone el máximo accionista hacen muy difícil que se pueda concretar una operación si de lo que se trata es de mejorar de manera sustancial el nivel de la actual plantilla, no de fichar por fichar.

Desde la reunión que mantuvieron el pasado viernes el presidente del club, Anil Murthy, y el máximo accionista, Peter Lim, ha habido un giro final en las prioridades a fichar y sobre todo en el perfil de futbolistas. Ahora se está buscando principalmente un centrocampista, no necesariamente un pivote estricamente defensivo, y no un defensa central. El cambio viene dado porque obliga el mercado ya que el club de Mestalla acude a él muy debilitado, por decirlo de manera suave. El Valencia CF quiere un futbolista que tenga nivel, y para ello busca en clubes de potencial jugadores que tengan pocas oportunidades, pero solo quiere pagar la ficha del jugador. En principio no quiere pagar por la cesión del jugador, y teniendo en cuenta que está llamando a las puertas de clubes poderosos, y que por lo tanto las fichas de los futbolistas son altas, tiene un margen de maniobra mínimo. De momento se ha preguntado por las condiciones jugadores como el inglés Harry Winks del Tottenham, al que Mourinho no quiere dejar salir este mes de enero y por el que el club de Londres pedía una cantidad de dinero por la cesión. El Valencia CF sabe hace días, semanas incluso, que el jugador no está en el mercado y por ello ha tanteado otros nombres como es el del uruguayo Lucas Torreira, que esta temporada está cedido por el Arsenal en el Atlético de Madrid.

Torreira está jugando poco esta temporada con el Atlético de Madrid y el Arsenal se plantea seriamente romper la cesión al conjunto colchonero para buscar un equipo en el que pueda tener continuidad. De hecho, esta temporada solo ha participado en siete partidos de Liga -solo fue titular ante el Celta de Vigo- y ha jugado 208 minutos. Y algo similar en la Champions, solo 32 minutos en cuatro partidos. Por último, en Copa del Rey fue titular en los dos partidos que ha jugado el equipo madrileño, ante el Cardassar y ante el Cornellà, que lo eliminó.

Pese a ello, lo cierto es que el entrenador argentino no quiere dejar salir al futbolista uruguayo, al que considera incluso por delante de Kondogbia. El Atlético ya no está en la Copa pero en estos momentos es el gran favorito para ganar la Liga y el Cholo no quiere debilitar su plantilla. A ello se une la circunstancia de la pandemia del coronavirus, que hace que la posibilidad de tener bajas por contagios está siempre sobre la mesa. Ante esto, el Atlético y el resto de equipos se muestran más reacios a dejar salir a futbolistas aunque cuenten poco con ellos.

Al margen de la posición de centrocampista, hay dos jugadores que están sobre la mesa porque pertenecen al Valencia CF. Se trata del defensa central Jorge Sáenz, cedido en el Celta, y del el lateral derecho Piccini. Con el central no se cuenta pero en los días finales de mercado puede haber más de una sorpresa.