El plan de Javi Gracia es dar continuidad a la política de rotaciones en la Copa del Rey. Ni el nivel de la ronda de dieciseisavos con billete a los octavos de final ni la superior categoría del rival con respecto al Terrassa y al Yeclano van a condicionar la alineación titular del domingo. El Alcorcón de Segunda División no cambiará los planes del cuerpo técnico. El entrenador del Valencia cree que es necesario la entrada de jugadores menos habituales para mantener un nivel competitivo alto y proteger/descargar a los titulares de cara a los partidos de LaLiga contra Osasuna el jueves y el Atlético de Madrid el domingo. El objetivo es afrontar todos los partidos con las máximas garantías físicas y para ello, según entiende el navarro, hay que volver a refrescar el equipo con cambios. La Copa volverá al Estadio Municipal de Santo Domingo acompañada de rotaciones por necesidad y por convicción.

Javi Gracia tiene claro que el único camino para competir y salir airoso de este exigente mes de enero es seguir dando espacio a los jugadores con menos minutos en LaLiga. Maximizar los recursos de la plantilla y sacar rendimiento de todos se ha convertido casi en ley para el cuerpo técnico. Al navarro no le tembló el pulso a la hora de apostar la semana pasada por un once B en Yecla a pesar de los riesgos que se corrieron en Terrassa una eliminatoria antes con aquel 2-0 en el Olímpico a falta de siete minutos para el final del partido. Gracia cree en la necesidad de cuidar a sus titulares de cara a la ‘final’ de LaLiga del jueves contra Osasuna, pero también está realmente contento con el rendimiento de los jugadores menos habituales en Yeclano. De hecho, en el vestuario tienen claro que los tres puntos de Valladolid comenzando a ganarse en Murcia. Aquel triunfo holgado en La Constitución retroalimentó al vestuario y devolvió la confianza y moral a los jugadores. El premio para muchos de ellos será repetir contra el Alcorcón.

Gracia ya ha comenzado a ensayar en la ciudad deportiva de Paterna con un once que está abierto a cambios, pero que no será muy diferente al que presente el domingo en Alcorcón. El técnico mantiene su confianza intacta en Cristian Rivero después de sus dos buenas actuaciones. Además, repitió con Thierry Correia y Toni Lato en los laterales y volvió a apostar en el centro de la defensa por Eliaquim Mangala y Kevin Sibille. El canterano sigue entrenando con el primer equipo y apunta a Alcorcón después de su partido redondo en Yecla. Gracia repitió en el doble pivote con la pareja Uros Racic-Koba Koindredi que tan bien funcionó la semana pasada. El serbio es titular indiscutible en este Valencia, forma parte de la unidad A, pero viene de un parón de tres semanas por su cuadro de vértigo y está fresco para multiplicarse en el campo. El equipo lo necesita. Gracia ensayó en las bandas con Jason Remeseiro y Álex Blanco, ambos sin ningún minuto en Pucela. En ataque ensayó con la pareja Manu Vallejo-Rubén Sobrino que conectó de manera sobresaliente contra el Yeclano con el gaditano partiendo desde el carril izquierdo. Kang In Lee ha recuperado su rol de titular y todo apunta a que tendrá un descanso en Copa al menos de inicio.

La duda es Gonçalo Guedes

El portugués no jugó el fin de semana en el José Zorrilla por culpa de su segundo partido de sanción y Javi Gracia tendrá que decidir si lo aprovecha para Alcorcón o se lo guarda directamente frente a Osasuna. La tercera ola de rotaciones en el Valencia está en marcha.