El Levante ganó en Valladolid y una de las grandes noticias fue la recuperación de Enis Bardhi. Gol de falta, ritmo en la presión y en el juego, acertado en el pase y de nuevo con esa chispa que le caracteriza. Tras un periodo en el que lo ha pasado mal, con mucho dolor y perdiéndose una parte importante de la temporada y aquella clasificación a la Eurocopa con Macedonia, el centrocampista ya suma en forma de goles. Y Paco López lo celebra. Sobre todo tras una lesión como la de Jorge de Frutos que puede alargarse y que deja sin un futbolista con un impacto total en campo rival al entrenador de Silla.

En el duelo contra el Valladolid se lesionó el extremo justo en la jugada del tanto inicial. El 1-0 llegaba tras una carrera de Jorge de Frutos ante Bruno y la asistencia a Dani Gómez. Pero ya en la celebración se vio al futbolista con el rostro serio y tirándose la mano a la pierna. A partir de ese momento se abrió el abanico de posibilidades para el técnico que, al margen de Morales, no tiene otro perfil ‘extremo’. Por ello, la figura de Bardhi asomó desde ese momento como una alternativa para ser ese jugador que aparezca por fuera y que un futbolista que pise cualquier zona del campo.

El macedonio y De Frutos son jugadores muy diferentes. Mucho. Pero dentro del contexto actual, Bardhi puede ser una pieza que permita mantener en campo rival a un jugador que amenace frontal, que acuda por dentro y que también abra el terreno de juego, bueno en el centro y con último pase. Aunque el fútbol de cada uno viaja a ritmos distintos, no se puede decir que Bardhi sea un jugador lento. De hecho, cuando se abren los espacios sabe aprovecharlos. Prueba de ello ese fantástico gol en Montilivi que bien valió una permanencia hace dos temporadas.

En Valladolid, Bardhi marcó su primer gol del curso. En Copa del Rey y de falta, más de dos años despues de su último tanto a balón parado. Eso sí, el curso pasado el macedonio fue uno de los argumentos ofensivos más determinantes del equipo de Paco López. Fue el tercer máximo anotador del equipo en LaLiga Santander solo superado por Roger y Mayoral, es decir los dos delanteros. Y es ahora cuando el Levante había perdido a uno de sus jugadores que estaba aportando más ese desequilibrio y sumando en últimos metros, cuando Bardhi entra en escena. Y Paco lo puede aprovechar al máximo.

Oportunidades para todos

La Copa del Rey e incluso las lesiones ha permitido que Paco López tenga en casi todas las posiciones dos futbolistas listos para entrar y aportar. En el centro de la zaga ya no hay solo dos centrales sino que Duarte, Postigo y Vezo postulan cada jornada a una plaza en el once titular. En el medio sí se ha asentado el Radoja-Malsa, más aún con la lesión de Vukcevic, pero Melero también está jugando mucho y aportando, como el día del Eibar. En las bandas la vuelta de Bardhi y Rochina daban otro perfil a los Morales y De Frutos, más la opción Son. En el lateral, Miramón y Coke han aportado durante este curso en determinados momentos y la delantera es otra de esas posiciones en las que Paco ha usado distintas opciones. Roger con Morales, Dani, o incluso con Sergio León, quien gracias al torneo copero ha ganado mayor protagonismo.

El femenino, ante el Atlético

El Levante Femenino recibe este jueves en la ciudad deportiva de Buñol al Atlético de Madrid en la reedición de la final de la Supercopa jugada hace once días y en la que se impuso con solvencia el equipo madrileño por 3-0. El partido es vital para el objetivo final del Levante, que no es otro que acabar entre los tres primeros para acceder a la Champions, ya que están empatados con 31 puntos en la tercera plaza.