E l Orihuela rescató un punto en un partido que se volvió absolutamente loco con un tanto de Olmedo de falta. El Valencia Mestalla logró remontar en la segunda parte el tanto inicial de Miguel Marí con goles de Emana y Fran Navarro. Cuando se veía victorioso por segunda vez en toda la temporada, recibió un nuevo mazazo en el compás final.

La primera mitad arrancó con el filial valencianista dominando por completo la escena, teniendo la pelota y encerrando a su rival en su campo. Pasada la media hora de encuentro, el plan dio sus frutos. La segunda mitad no cambiaría el plan de partido de ninguno de los dos. Fruto de la insistencia, los blanquinegros hallaron la tan ansiada profundidad. Le salió bien la apuesta, ganó en creatividad y en recorrido por los flancos. Tanto es así que minutos más tarde un gran centro de Hugo González lo remataba Emana entrando como un resorte .

Pero nuevamente encajaría en el último suspiro del partido en una falta directa de Olmedo que se colaba por el palo largo. El gol en la prolongación desató la polémica. Kevin Sibille protestó que un futbolista oriolano tapaba la visión de Unai. El árbitro, sin embargo, no lo consideró así y decretó el final del choque.