El Valencia Basket inicia hoy una gira de nueve días y cuatro partidos y lo hará con trece jugadores y la única baja de Guillem Vives, aunque el base catalán apurará sus opciones para unirse a la expedición en el transcurso de la misma. El equipo valenciano viajará hoy a San Petersburgo (Rusia) y en la madrugada del jueves al viernes está previsto que llegue al aeropuerto de Lleida para jugar en Andorra el domingo y después desde ese mismo aeródromo viajar a Estambul (Turquía) para medirse al Anadolu Efes y luego a Tel Aviv (Israel) para enfrentarse al Maccabi.

«De los catorce jugadores que tenemos vamos a poner contar con trece aunque Joan (Sastre) aún no tiene ritmo y Fernando (San Emeterio) no ha podido cogerlo pero también es cierto que jugadores que tenían molestias están dando pasos adelante», destacó el técnico Jaume Ponsarnau. En el caso de Sastre ha estado fuera casi dos meses por una lesión muscular y en el de San Emeterio se contagió de COVID 19 y aunque ya estuvo con el equipo en el último encuentro no llegó a participar.

«No renunciamos a que Guillem pueda unirse aunque de momento el cuerpo médico me ha dicho que no es una opción. Está la posibilidad de que viaje a Lleida, igual no para jugar ante el Andorra o contra el Efes pero sí contra el Maccabi. No es una opción ahora pero se va a trabajar», apuntó el técnico. En los partidos en los que Vives no esté, el técnico deberá hacer un descarte técnico en la Euroliga y otro en la ACB que no podrá ser un jugador de formación local».

Si el base pudiera estar en alguno de los últimos dos partidos de la gira, ambos continentales, el entrenador debería hacer dos descartes.