Pasadas las primeras horas de la victoria contra el Villarreal, Javi Gracia concedió dos días de descanso al equipo antes de regresar mañana lunes a la Ciudad Deportiva para preparar el siguiente y último derbi de la temporada 2020/21, el Levante-Valencia del viernes 12 (21:00 horas) en el regenerado Ciutat de València. Un duelo entre vecinos para el que los blanquinegros tendrán que lidiar con los daños colaterales del sufrido triunfo contra el Submarino amarillo. Las cuatro bajas por sanción de cuatro pilares en el equipo: José Luis Gayà, Carlos Soler, Maxi Gómez y Uros Racic. De hecho, únicamente Thierry Correia salió ileso de la lista de cinco apercibidos con las que los de Mestalla comenzaron el choque ante el Villarreal.

Entre las soluciones a las que tendrá que recurrir el técnico valencianista la más evidente será la de Christian Oliva. El mediocentro uruguayo aprovechó la oportunidad en el último tramo del encuentro, momento en el que sustituyó a Uros Racic en el centro del campo después de que el serbio hiciese un esfuerzo titánico hasta el minuto 80 tras haber tenido que ser atendido cerca del descanso por el malestar que le ocasiona aún algún cuadro esporádico de vértigos. Oliva, centrocampista cedido por el Cagliari de la Serie A hasta final de temporada, opositó para que su próxima aparición sea en el once, algo que así será con las ausencias seguras contra el Levante de Soler y Racic, el doble pivote habitual a lo largo de toda la temporada.

El charrúa dio aire fresco a un centro del campo que trabajó muchísimo para dificultar siempre la elaboración de juego de Dani Parejo, al que se unió más tarde Manu Trigueros en su auxilio. Oliva ofreció un nuevo impulso como muestra la acción con la que el Valencia selló la remontada. El medio de 24 años se hizo con una recuperación para lanzarse al contragolpe sacando ventaja de los espacios en la medular amarilla y la fragilidad con la que Parejo, fatigado, le salió al paso. La rápida conducción del blanquinegro con la cabeza erguida terminó con un pase hacia la izquierda para Guedes justo cuando el portugués pisaba el área. El ‘7’ hizo el resto con un disparo cruzado y fortísimo. Imposible para Asenjo.