El Valencia Basket recibe hoy (17:00 horas) en la Fonteta al Joventut de Badalona en un partido clave en la lucha por lograr una buena posición para encarar los play-off por el título. La Liga Regular entra en su recta final y cada jornada es clave. En ésta, la 29, los taronja pueden dar un paso de gigante para asegurar la sexta posición final. El partido es vital, sobre todo porque el Valencia Basket acumula tres derrotas consecutivas en la Liga y urge retomar ya la senda de la victoria. Además, se enfrenta a un rival directo, a su inmediato perseguidor en la tabla, el Joventut de Badalona. El Valencia Basket es sexto con 17 triunfos mientras los verdinegros son séptimos con 15 triunfos pero con un partido menos ya que aún tienen un encuentro atrasado. El Valencia Basket, además, cuenta con la ventaja de haber derrotado ya al Joventut en el Olímpic de Badalona en la primera vuelta, por lo que en caso de ganar, también tendría asegurado el factor cancha a favor con su rival de hoy.

Los de Jaume Ponsarnau, si finalizan sextos (están empatados con el quinto, el San Pablo Burgos pero los burgaleses tienen aún tres partidos atrasados) en cuartos de final se cruzarían con el tercer clasificado, puesto que parece que repartirán entre el Lenovo Tenerife, que ocupa la plaza con veinte triunfos, el Baskonia, que es cuarto con el mismo balance, y el propio San Pablo Burgos. De todas formas, aún es pronto para hacer cábalas y la única obsesión para los de Ponsarnau es sumar jornada a jornada.

La visita del Joventut llega tras una semana muy intensa para el Valencia Basket con grandes altibajos psicológicos y de rendimiento en la pista. La semana empezaba con una gran decepción, la derrota ante el Olympiacos(79-88) y continuaba el viernes con un triunfo de vital importancia ante el Alba Berlín (86-90) que vuelve a dejar con opciones al Valencia Basket de entrar en los play-off de la Euroliga, su gran objetivo esta temporada.

Precisamente abstraerse de ese objetivo europeo y volver a centrarse en la competición nacional será hoy uno de los grandes retos del Valencia Basket y donde más tendrá que incidir Jaume Ponsarnau. Y es que, el calendario no da ni un respiro a los valencianos que el jueves que viene se e enfrentarán a un partido absolutamente decisivo ya que reciben al Baskonia en la Euroliga con la obligación de ganar para mantener sus opciones de entrar entre los ocho primeros.

El cansancio físico y mental puede ser de nuevo hoy el mayor enemigo del Valencia Basket aunque también pueden aprovechar la energía positiva generada tras la victoria ante el Alba Berlín para sumar un nuevo triunfo liguero.

El duelo entre Valencia Basket y Joventut es ya un clásico de la ACB. Los taronja tienen a favor los precedentes recientes, ya que le han ganado al equipo verdinegro en las últimas once ocasiones que ha visitado la Fonteta, y los enfrentamientos de esta temporada. El partido enfrenta a dos de los equipos que mejor tiran de tres puntos en la Liga Endesa.

En las filas taronja el base islandés Martin Hermannsson se mantiene como baja por una rotura de fibras en el sóleo de la pierna derecha.

El Joventut llega con ausencias muy significativas: el jugador nacional más valorado de la Liga Endesa, Xabi López-Aróstegui, es baja por un esguince de tobillo izquierdo y se suma a la lista de lesionados en la que también están Arturs Zagars y Demetrius Jackson.