30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Va de bo

El sostén de El Corte Inglés y Caixa Popular

Es de agradecer que diputados como Joan Baldoví reivindiquen la pilota en la capital del Estado para burla de los miserables que desprecian lo que desconocen

Un total de 170 equipos participan en una nueva edición del Trofeo El Corte Inglés de Galotxa. El torneo comenzó en el verano de 1976 y se ha mantenido ininterrumpidamente por lo que constituye una de las joyas más preciadas de nuestro deporte. La noticia merece una reflexión que halague a todos esos jugadores y directivos que contra indiferencias mediáticas, y menosprecio , mantienen el ánimo y avivan con aire fresco la hoguera de este deporte. Es triste comprobar cómo la Galotxa que tanto aportó en la recuperación de este juego lucha por sobrevivir hoy a la presión de la indiferencia y del olvido. En aquellos tiempos lejanos, gracias a jugadores desperdigados en pueblos de comarcas diversas que tuvieron las atenciones de una foto en el diario, de unos reportajes semanales, se consiguió recuperar la afición en muchos pueblos que seguían con interés la marcha de sus equipos. Aquella era un verdadera revolución que tuvo en El Corte Inglés un fiel colaborador, un sello de prestigio que sigue fiel cuatro décadas después.

EL SOSTÉN DE EL CORTE INGLÉS Y CAIXA POPULAR

Jugadores legendarios como Xatet, Colorado, Rafa Ortiz, Marcial, Voro, Claramunt, Sopetes, Héctor, Gollart, Soriano, Pascualín,Federico, Jesús, Ximo, Víctor, Ramonet, Tonet, Fran, Raúl, Zanón, Fageca, Roberto,Claudio, Marcos, Fredi, Moro, Pasqual, y tantos y tantos otros, merecen el reconocimiento a tanto esfuerzo derramado por defender el nombre del pueblo que les vio nacer sin más recompensa que el abrazo entre sollozos de emoción tras la conquista de un titulo. Y sin embargo, ¿quién se acuerda de ellos?

Hemos asistido estos días a una explosión de defensa de los valores del deporte, en contra del elitismo cerrado en el fútbol. Hemos asistido a una reacción indignada por el temor de los débiles de quedar sepultados en las fosas del olvido. La pilota , en su conjunto, es una gran olvidada y por eso es de agradecer que diputados como Joan Baldoví la reivindiquen en la capital del Estado para burla de los miserables que desprecian lo que desconocen, en medio de un debate contra el elitismo en el deporte. Sin ser comparables las situaciones es inevitable recordar que el mundo de los clubes es el gran dentro de la pilota valenciana cuando es el sostén y fundamento de esta hermosa obra de recuperación del conjunto de este deporte. Menos mal que hay empresas como El Corte Inglés y como Caixa Popular y Edicom en el Interpobles que siguen fieles a sus valores de apoyo al deporte base, al deporte que se muestra en los Juegos Escolares, que también anuncia sus finales en la modalidad de Galotxa en un montón de pueblos. Menos mal. Esa conjunción entre la voluntad de jugadores y directivos, con la Federació de Pilota y con las empresas patrocinadoras ayudan cuanto menos a mantener la esperanza.

Compartir el artículo

stats