La cuarta posición y el factor pista en el cruce de cuartos de final del play-off estaba en juego en una Fonteta con público en la que el Valencia Basket supo sacar adelante el duelo ante el Urbas Fuenlabrada, a quien se impuso por 96-76.

El TD Systems Baskonia jugaba el domingo contra el Baxi Manresa, por lo que todos los sentidos debían estar puestos en el partido de La Fonteta. Y así lo hicieron los jugadores taronja, quienes reaccionaron rápido a un gran inicio del rival, que se puso 4-7 tras canastas de Cheathman, Samar y un triple de Meindl.

Y llegó un parcial de 11-0 para los locales, con Kalinic, un triple de Van Rossom y seis consecutivos de Tobey, que permitieron abrir brecha hasta el 15-7.

Los taronja tomaban el mando y llegaba la tranquilidad a las gradas, pero unos minutos mágicos de Eyenga dieron aire al Fuenlabrada, que no tardó en ponerse a dos (17-15) e incluso en ponerse por delante 21-23, antes de que un triple de Sastre al final del primer cuarto devolviera la ventaja a los locales.

Los taronja le habían visto ya las orejas al lobo y aumentaron la intensidad en la reanudación, abriendo brecha liderados por Bojan Dubljevic, autor de 7 puntos en el segundo cuarto. Los taronja eran superiores bajo los aros, pero también movían mejor el balón ante los de Josep Maria Raventós, quien se desesperaba al ver cómo los locales eran más dinámicos e imprimían más intensidad. Aún así, unos buenos minutos de Emegano y Cheatham impidieron que la sangría fuera mayor, aunque los triples de Van Rossom y Hermannsson justo antes del descanso permitieron a los taronja irse a vestuarios con 11 puntos de ventaja (51-40).

Pero cuando el partido parecía encarrilado, los fallos en el tiro de los taronja y la mayor intensidad de los visitantes, con un espectacular Diallo, hizo que los de Ponsarnau encajaran un parcial de 6-22, que puso al Fuenlabrada por delante (57-62), tras un tiempo muerto de Ponsarnau que no logró cambiar de inicio la dinámica de un tercer cuarto para olvidar. Poco después, sin embargo, la buena mano de Labeyrie rompió la mala racha taronja y metió al Valencia Basket en el partido, que se fue al último cuarto con 63-

Eyenga compliba el inicio del último y decisivo cuarto, pero a la hora de la verdad, Dubljevic volvió a echarse al equipo a la espalda y con 14 puntos impulsó a un Valencia Basket que encontró también la inspiración de Hermannsson y de Labeyrie desde más allá de la línea de 6,75.

Aplauso para Dubljevic

Con 21 puntos en su casillero (14 de ellos en el último cuarto) y 15 de ventaja en el marcador (92-74), Ponsarnau dio descanso a Dubljevic, quien recibió el caluroso aplauso de una afición que, en caso de empate ante el Baskonia, podrá beneficiarse del factor pista para ayudar a los suyos a lograr el billete a semifinales del play-off.

El partido concluyó con 20 puntos de ventaja (96-76), algo difícil de imaginar diez minutos antes, cuando los taronja terminaron el tercer cuarto con un punto de desventaja.