Satisfacción generalizada en el Valencia Basket después de que, tras la victoria del pasado sábado ante el Urbas Fuenlabrada, el equipo haya asegurado la cuarta plaza al final de la fase regular de la Liga Endesa. «Hace unas semanas era un objetivo que parecía imposible y ahora lo hemos logrado», aseguró Joan Sastre en una extensa entrevista con Levante-EMV. «El equipo está en buena forma, ojalá podamos seguir así y llegar incluso mejor a los playoffs», prosiguió, convencido de que haber logrado terminar como cabeza de serie puede ser un elemento diferencial en esta ronda de cuartos ante el TD Systems Baskonia. «El factor cancha puede ser clave. Solo basta ver que los dos partidos allí los hemos perdido y los dos de aquí los hemos ganado. Eso habla por sí solo, aunque no quiere decir que en los playoffs pueda pasar lo contrario. Pero durante el año ha pasado esto, y está bien tener esa información en la mente», subrayó el escolta balear.

Por ese motivo, explicó, en estas semanas «nuestro primer objetivo era lograr el factor cancha ya que no hemos ganado allí, aunque han sido partidos muy igualados que hemos perdido por un punto». Además, «siempre jugar en La Fonteta es mejor, y más si ahora hay más público. Será genial para nosotros jugar en casa si acabamos yendo a un tercer partido». Y es que Sastre está convencido de que el Valencia Basket todavía no ha dicho su última palabra esta temporada. De hecho, observa muchas similitudes con lo ocurrido en 2017, cuando acabaron conquistando el título liguero.

«A estas alturas veníamos de perder la Eurocup, estábamos un poco tocados, hundidos, y fuimos jugando, encontrando sensaciones y al final hicimos unos playoffs brutales. Quizá hay un poco de similitud con este año, el equipo no se ha metido en el Top-8 de la Euroliga, viene un poco hundido pero cada vez está jugando mejor... veremos qué pasa. Sabemos que es complicado, que hay que ir partido a partido y que todo puede pasar», señaló el jugador taronja, que admitió que en la Euroliga acabaron «con un poco de sabor agridulce porque, por una parte, está la sensación de que has hecho un buen torneo. Las 19 victorias si te lo dicen al principio de temporada ya firmábamos todos, pero al final pues no pudo ser. Hay que estar contentos de la temporada que hemos hecho, ha sido bastante buena en general, la lástima es no haber conseguido algo tan importante como entrar en el Top-8». Pese a ello, matizó que «tampoco hay que pensar mucho en ello y cuando antes pasemos página y lo aceptemos, antes nos centraremos en la ACB y en estos playoffs que ahora son lo más importante».

Unos playoffs que vana poder preparar a conciencia pues, tras acabar la fase regular de la Euroliga, han tenido «más tiempo, podemos entrenar más, y cuando se mejora es cuando tienes tiempo para entrenar, para mejorar las cosas, para mejorar los errores de los partidos. Se está notando y hay que aprovecharlo para llegar de la mejor manera a los playoffs».

Sastre es un de los jugadores que concluye contrato el 30 de junio y «no sé absolutamente nada de lo que va a pasar el año que viene. Si voy a seguir, si me voy a ir, está todo un poco en el aire». Es algo que asume con naturalidad pues, por una parte «el Valencia Basket suele esperar» aunque en su caso lo que intenta es «evadirse de eso porque al final te genera preocupaciones y pensar en otras cosas que no tienes que pensar. Ahora nos vienen los playoffs, hay que estar centrado en eso y después ya será tiempo de hablar y de ver qué pasa. Ahora tampoco puedes pensar en una cosa u otra, son todo especulaciones que no llevan a nada». «Son cosas del deporte, siempre hay alguna temporada que no tienes contrato para la siguiente y es lo más normal del mundo. Tampoco hay que preocuparse porque jugar voy a jugar, bien sea aquí o en otro sitio. Trabajo siempre hay», concluyó.