Sobre todo curioso. Así podríamos calificar el caso de Quino Colom, que hasta el pasado mes de diciembre era jugador del Valencia Basket. Pues bien, en poco más de cinco meses el base andorrano va a visitar La Fonteta como rival en dos ocasiones... y con dos equipos distintos. De hecho, Colom ya jugó en el coliseo ‘taronja’ ante los de Jaume Ponsarnau apenas un mes después de haber salido del equipo. Fue el 15 de enero en la jornada 20 de la Euroliga defendiendo la elástica del Estrella Roja.

«Murphy -en referencia a la ley de Murphy- ha sido muy caprichoso en este sentido pues es difícil que esto pase, pero así se ha dado. Lo que tenemos claro es que le tenemos que respetar mucho porque una de las cosas que aprendimos cuando trabajamos con él es que es un jugador de un talento estratosférico y que requiere la máxima atención», admitió Ponsarnau a SUPER sobre este hecho.

En aquel encuentro el Valencia Basket se impuso por 91-71, y el internacional español sumó 11 puntos, 1 asistencia, 4 pérdidas y 8 de valoración en los 16 minutos que estuvo sobre la cancha. Algo que, tanto a nivel colectivo como individual, los taronja tratarán de repetir cuando Colom vuelva a pisar este lunes La Fonteta con el Baskonia para afrontar el primer encuentro de los cuartos de final dentro de los playoffs de la Liga Endesa. «La habilidad que tiene es que desde su talento tiene respuestas delante de la defensa que le podamos hacer. Y más las encontrará cuando, además de defenderle a él, hay que defender a Henry, a Massenat, a Giedraitis, a todos estos grandes jugadores que tiene el Baskonia, jugadores de un enorme nivel», advirtió el preparador de Tàrrega.

Pero más allá de lo deportivo, lo cierto es que el reencuentro sigue teniendo mucho morbo. «Nos tendrá ganas, y es normal», reconoce Ponsarnau. «Pero creo que hay una cosa de la que nos tenemos que congratular, y es de haberlo hecho bien con él, de haber sido claros desde el primer momento. Delante del equipo también fuimos muy claros sobre como gestionaríamos esto y lo único es que hubo una situación de complejidad, la complicación de que él no pudo resolver su situación contractual con el club. Evidentemente, eso quería decir que era jugador del Valencia Basket», matizó. A este respecto, no obstante, insistió en que desde el cuerpo técnico y el club «fuimos muy claros desde el primer momento sobre como teníamos que hacer las cosas y creo que él, aunque insatisfecho de que tuviéramos que llegar a ese punto de decidir que no queríamos que continuase, y nosotros, nos respetamos un poco más después de hacer las cosas como había que hacerlas».

Con ganas Quino Colom, por su parte, aseguró de cara a este duelo que llegan «con ganas de mejorar los últimos partidos», aunque saben que no será suficiente para superar al Valencia Basket. «Es hora de demostrar el carácter», afirmó el director de juego, que señaló sobre su exquipo que «tiene una base de jugadores que llevan muchos años jugando juntos, con mucha experiencia, muy versátiles y se conocen muy bien». Además, puso en valor la capacidad de competir que tienen los taronja pues «los partidos entre los dos equipos siempre han sido igualados y se han decidido por detalles».