La selección española debutaba ayer de la mejor manera en el triangular de preparación del Eurobasket que se celebra en el Pabellón de la Fuente de San Luis en Valencia y que supone los dos últimos test que disputarán las de Lucas Mondelo antes de la gran cita continental que se celebrará también en València del 17 al 27 de junio. La selección sigue dando pasos hacia su mejor versión y ayer lo demostró en su partido más completo desde que comenzó la gira de preparación del Eurobasket.

El partido fue todo un recital de las españolas que salieron muy motivadas, tal vez por el hecho de pisar la pista donde dentro tan sólo de unos días, lucharán por conquistar el título de campeonas de Europa. La Fonteta dio alas a las españolas que desde el primer minuto dominaron el partido ante una Turquía que se veía desbordada en cada acción por el acierto anotador español. El público que se dio cita en La Fonteta vibró y disfrutó con un ‘aperitivo’ de lujo que hace prever el gran espectáculo que se vivirá en el Eurobasket. Pese a que el partido coincidía con el tercer encuentro de la semifinales de Liga Endesa entre Valencia BC y Real Madrid, la afición respondió y animó desde las gradas de la Fonteta a la selección española.

Tras su contundente victoria ante Turquía España se medirá el sábado también en La Fonteta a Italia a las 20:30 horas, un test de nivel con el que las de Mondelo darán por concluida la ronda de partidos amistosos. Hoy viernes en la segunda jornada del torneo triangular se enfrentarán Turquía e Italia.

Desde el primer minuto de juego, el partido sólo tuvo un equipo protagonista y fue España que cerraba el primer cuarto con 28 puntos y muy pocos errores (28-15). El segundo cuarto comenzaba conla misma tónica y con la ventaja local creciendo (38-15). Pasaban los minutos, hasta que llegaba la primera canasta turca desde la línea de tres. Lo que no sabían es esa que sería su única canasta en todo el segundo cuarto. Al descanso se llegaba con un contundente 44-18. España sólo había encajado tres puntos en 10 minutos. El panorama poco cambiaba tras el paso por los vestuarios con España lanzada al ataque. La exhibición seguía. Lucas Mondelo aprovechaba para ensayar jugadas, defensas y combinaciones de quintetos en pista. Las ventajas crecían, superando la barrera de los 30 puntos. La Fonteta las despedía con ovación.