La cuenta atrás para el Eurobasket ha comenzado, pero antes del estreno de la competición en València, la selección española afronta hoy el que será su sexto y último amistoso de preparación en un duelo ante Italia (20:30, TDP), otra de las selecciones que disfrutarán la máxima cita continental de selecciones.

Tras arrollar a Turquía el jueves y la inercia de las anteriores victorias ante Nigeria y Bélgica, las de Lucas Mondelo quiere poner la guinda a su preparación en La Fonteta con un nuevo triunfo de prestigio que les daría una inyección de moral antes de su debut en un torneo en el que son unas de las favoritas y en el que defienden los títulos logrados en las dos anteriores citas. La lesión de Nogaye Lo ha obligado a la mallorquina a abandonar la concentración, fruto de una contusión en la rodilla que se hizo durante un entrenamiento. En su lugar, Lucas Mondelo ha repescado a la ala-pívot Paula Ginzo, que había sido el último descarte de la Selección y que ayer volvió a Valencia para incorporarse de nuevo al equipo.

De esta forma, Ginzo entra a formar parte de la convocatoria de 12+2 para este verano. A partir del lunes volverá a entrar en dinámica de equipo y el día previo al inicio del Eurobasket, ella y Laura Quevedo, volverán a casa para seguir desde allí con una rutina de entrenamiento marcada por el seleccionador Nacional, Lucas Mondelo. Ambas volverán a incorporarse a la selección para la preparación de los Juegos Olímpicos, una vez termine el EuroBasket.

Italia también tomará parte en el Eurobasket y de hecho está encuadrada en el grupo B que también tendrá su sede en València y que compartirá con Serbia, Montenegro y Grecia. El equipo que dirige Lino Lardo llegó a València aún con quince jugadoras, por lo que usará el encuentro ante España para acabar de definirlos. Esa situación y el hecho de jugar dos partidos en apenas 24 horas pueden marcar la realidad de Italia, que tiene un equipo con jugadoras veteranas como la base Nicole Romeo, las alero Sabrina Cinilli y Valeria de Pretto y la pívot Bestagno, y jóvenes valores.