La Fundación Trinidad Alfonso, de la mano de los deportistas FER está llevando el fuego olímpico a toda la Comunitat Valenciana. La antorcha, que la semana pasada iniciaba su recorrido en la Ciudad Deportiva del Villarreal, celebró ayer su segunda parada visitando esta vez la ciudad de València, y una de sus instalaciones deportivas más emblemáticas, el Estadio del Turia. Los atletas Kim López, Laura Méndez y Fátima Diame ejercieron de embajadores del deporte valenciano en un acto al que también asistieron el director de la Fundación Trinidad Alfonso, Juan Miguel Gómez y la concejala de deportes, Pilar Bernabé.

«València es la ciudad del deporte y la Comunitat Valenciana, la Comunitat de l’Esport, algo de lo que nos sentimos muy orgullosos. Tenemos un gran talento deportivo», destacó Bernabé.

El director de la FTA, Juan Miguel Gómez destacó el ‘viaje’ que está llevando a cabo la antorcha por toda la Comunitat Valenciana haciendo honor al lema de este año del Proyecto FER: ‘trau el Foc’: «la encendimos en la presentación del Proyecto FER y ahora, estamos visitando todas las provincias». El director de la FTA se mostró especialmente orgulloso de que un valenciano, Ricardo Ten, haya sido elegido como abanderado del equipo español en los Juegos Paralímpicos: «si hay alguien que lo merece, desde luego es él. Su trayectoria es impresionante».

La valenciana Laura Méndez está ya impaciente por conocer la confirmación de su presencia en Tokio. Tras lograr la marca mínima en maratón sólo le resta pasar unos últimos test físicos a finales de mes: «estoy ya impaciente, aunque confío plenamente en estar en Tokio. Ver ahora aquí la antorcha olímpica me motiva aún más». La saltadora de longitud Fátima Diame confía en lograr la marca mínima que le permita estar en Tokio: «el Autonómico y el Cto. de España pueden ser clave». Mientras, el atleta paralímpico Kim López, que hace unos días se proclamaba campeón de Europa de lanzamiento de peso con récord del mundo, destacó que esa medalla le da alas para Tokio: «supone una gran inyección de moral, sobre todo por la marca. Los resultados están saliendo».