Dispuesto a hacer historia. Así afronta Sebastián Mora, de 33 años, su participación hoy en los Juegos Olímpicos de Tokio. El ciclista de Vila-real sabe que son muchas las miradas puestas en él y en su compañero Albert Torres, y asume con naturalidad el reto de que la pista española vuelva a conquistar un podio olímpico trece años después. Las últimas medallas en unos Juegos -un oro en puntuación y una plata, precisamente, en madison con Toni Tauler como compañero- las aportó Joan Llaneras en Pekín 2008. «Sería un honor tomar el testigo de una leyenda como Llaneras tanto tiempo después. Vamos a por ello», apuntaba Mora en declaraciones al Proyecto FER.

A partir de las 9:55 (hora española) en el velódromo de Izu. El pistard castellonense y su compañero Albert Torres forman una de las parejas aspirantes a todo en el madison, prueba de fondo consistente en dar 200 vueltas a la cuerda (50 km), y en la que se impone el dúo que más puntos acumula tras una serie de esprints. Ambos se han ganado a pulso la consideración de candidatos al podio pues su colección de éxitos durante los últimos años les avala. «Sabemos que la afición espera lo máximo de nosotros. Y estamos encantados. Más motivación. No es presión. Más bien, es responsabilidad. Y la asumimos con honor y naturalidad», indicó.

‘GoTorresGoMora’, el grito de guerra que les caracteriza, va sonar con más fuerza que nunca. Al menos en Vila-real, donde los vecinos han sido convocados a la plaça de la Vila para seguir la prueba a través de pantallas gigantes. Y falta hará porque son muchos los rivales y candidatos al podio. Es el caso de Australia, Nueva Zelanda, Inglaterra, Italia, Francia, Dinamarca o Alemania, entre otros. «Va a ser una batalla, pero bonita y apasionante».