Tres de tres. El Valencia Basket llega al Trofeu Ciutat de València con las mejores sensaciones posibles tras su pleno de victorias en los primeros partidos de pretemporada ante el Casademont Zaragoza, el Baxi Manresa y el Breogán Lugo, a quien se impusieron anoche por 66-75.

A pesar de afrontar de nuevo un partido con cinco ausencias, los de Joan Peñarroya solo fueron por debajo en el marcador tras la canasta inicial, con un recital de triples en el primer cuarto, con cinco jugadores anotando desde más allá de la línea de 6,75. Y entre ellos, un Guillem Ferrando que salió en el quinteto inicial junto a Hermannsson, Víctor Claver, Jasiel Rivero y Bojan Dubljevic y que se está ganando poco a poco la confianza de Peñarroya.

Eso sí, la superioridad taronja se dio también en la pintura, con nueve puntos de Dubljevic en los primeros diez minutos, en los que llegó a sumar 14 de valoración para guiar a los taronja hasta el 20-26 del final del primer cuarto.

Pradilla abrió brecha en la reanudación y un inspirado Ferrando volvió a hacer daño desde el exterior con dos nuevos triples en un cuarto en el que el Valencia Basket llegó a tener 17 puntos de ventaja y en el que la defensa taronja dejó a los locales sin anotar durante cinco minutos.

Solo el acierto de Musa en el tramo final antes del descanso permitió a los de Paco Olmos reducir diferencias hasta el 30-42, momento en el que Peñarroya paró el partido para cambiar la dinámica y aprovechar unos últimos buenos minutos de Pradilla para irse al vestuario con el duelo encarrillado (32-46).

Pero en un visto y no visto, un parcial de 8-0 volvió a meter en el partido al Breogán Lugo, con dos triples de Mahalbasic y Kalinoski. Con un inquietante 40-46, Claver rompió la mala racha desde la línea de tres primero y desde la de tiros libres después, con una nueva canasta de Ferrando, máximo anotador con 11 puntos en ese momento.

Pero la defensa taronja bajaba en intensidad y los locales volvían a ver aro con facilidad, hasta el punto de encadenar un parcial de 11-2 que puso al Breogán a solo 4 puntos (51-55) tras triples de Lukovic, Kalinoski y una canasta de Musa.

En el momento más crítico para los taronja, el canterano Alejandro Bellver anotó un triple que dio oxígeno, pero Lukovic de nuevo respondió con la misma moneda para poner en el marcador un 54-58 al final del tercer cuarto, en el que Peñarroya dio minutos a todos los canteranos.

Jasiel y Hermannsson ayudaban a mantener la ventaja al inicio del último cuarto y a pesar de un triple de Musa y del acierto que seguían teniendo Mahalbasic y Larsen, los taronja aprovecharon los errores del equipo gallego bajo el aro para castigar al rival con un nuevo triple tras canasta de Jasiel, que puso el 64-73 a menos de dos minutos para el final.

Con el partido ya encarrilado, Víctor Claver sentenció el duelo con dos tiros libres para poner el definitivo 66-75, que permitió al Valencia Basket ganar el V Memorial Quino Salvo antes de la puesta de largo en La Fonteta.