Valentino Rossi se ha sincerado con 42 años y a solo cinco carreras para bajarse definitivamente de la moto después de media vida en el campeonato del mundo de motociclismo. En ‘La caja de DAZN’ ante Ernest Riveras, el italiano explica cómo afronta sus últimos meses como piloto de MotoGP y su nueva vida, tras anunciar en apenas unas semanas su retirada definitiva al final de la presente temporada en València y su cercana paternidad. Tiene claro que el GP de la Comunitat Valenciana será muy difícil. «En Valencia va a ser complicado. Allí será donde mi vida cambie, porque ya no seré piloto de MotoGP. Siento un poco de paranoia sobre València, creo que no estoy tan preparado para eso. No será fácil, pero también será bonito», explica ‘Il Dottore’. «Llevo escuchando mensajes para que me retire desde hace 15 años, pero nunca me han interesado».

Valentino confiesa el motivo por el que no dio el salto a la Fórmula 1 en 2006y, cuando Ferrari estuvo a punto de ofrecerle un contrato después de varios tests, algunos de ellos en el Circuit Ricardo Tormo. «Pensé: ‘Voy a correr en MotoGP el tiempo que pueda, para luego no tener ningún remordimiento cuando eche la vista atrás’. Sentía que aún podía luchar por títulos», agrega.