El piloto español Raúl Fernández (Kalex) se llevó el triunfo, sexto del año, en la carrera de Moto2, con el valenciano Arón Canet (Boscoscuro) tercero, en una jornada en la que el italiano Dennis Foggia venció en Moto3 y arrebató la segunda plaza de la general del campeonato a un Sergio García Dols (Gas Gas) que fue cuarto, mientras que el líder, Pedro Acosta (KTM) terminó séptimo.

Con su segunda victoria seguida, el madrileño suma la sexta del año, a solo una del mejor ‘rookie’ de todos los tiempos en Moto2, Marc Márquez, que logró siete en 2011. Así, se queda a 34 puntos en la general del líder, el australiano Remy Gardner (Kalex), que aun así consiguió finalizar segundo, justo por delante de Arón Canet, que completó el doblete español en el podio de Misano.

El otro valenciano de la categoría en discordia, Jorge Navarro, no pudo pasar de la décimo tercera posición.

Sergio García y Masía, cerca

El gran premio de San Marino se saldó con una bonita remontada en Moto3 de Sergio García Dols, que se trabajó un cuarto puesto que le deja un buen sabor de boca después de la caída de Aragón. El piloto del Gaviota GASGAS Aspar arrancaba desde la cuarta fila de la parrilla, pero peló constantemente con el grupo de cabeza durante la carrera. Detrás de él, en quinta posición, entró Jaume Masià, después de una meritoria carrera.

García llegó a situarse en posiciones de podio, pero en la parte final de la prueba no pudo presentar batalla a Niccolò Antonelli y Andrea Migno, segundo y tercero respectivamente.

Dennis Foggia se metió de lleno en la lucha por el título de Moto3 con una victoria inapelable. El piloto italiano fue el más fuerte en pista, con permiso de Romano Fenati, que en el ecuador de la carrera llevaba casi tres segundos de diferencia sobre el grupo. Sin embargo, Fenati no pudo terminar la carrera por una caída y prácticamente se despide de la pelea por el título ya que se queda a 76 puntos del líder cuando restan cien.

Bagnaia intimida a Quartararo

El italiano Francesco «Pecco» Bagnaia (Ducati Desmosedici GP21) consiguió una incuestionable victoria en MotoGP, la segunda consecutiva desde que está en la categoría reina, al vencer con autoridad por delante del líder del mundial, el francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1) y del italiano Enea Bastianini (Ducati Desmosedici GP20), que se subió por primera vez al podio de MotoGP.

El italiano de Ducati recortó en cinco puntos, de 53 a 48 de distancia, la desventaja que acumula respecto al francés Quartararo, a falta de cuatro grandes premios por disputarse.

El italiano salió a la perfección nada más apagarse el semáforo, perseguido por su propio compañero de equipo, el australiano Jack Miller (Ducati Desmosedici GP21), con Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1), Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) y Pol Espargaró (Repsol Honda RC 213 V) tras él, después de protagonizar una buena salida en la que recuperaron algunas posiciones.

El piloto oficial de Ducati rodó a un ritmo vertiginoso que le permitió conseguir más de un segundo de ventaja en apenas dos vueltas y en las que en realidad mostró un anticipo de la superioridad que iba a mostrar durante casi toda la carrera, pues incluso en los giros finales supo cerrar todas las puertas a las opciones de victoria de Quartararo. Poco a poco la situación se fue clarificando con Bagnaia consolidado en la primera posición, Jack Miller segundo, dando la impresión de que se acercaba a la cabeza.