La jornada de Champions arranca hoy con el reencuentro de Leo Messi con Pep Guardiola. El argentino ha apretado estos últimos días para llegar al partido sin molestias después de caer lesionado en un partido de la liga francesa.

La plantilla del conjunto parisino está lleno de estrellas y esto es sinónimo de problemas. Primero fue el enfado de Messi con Pochettino y ahoraMbappé criticando a Neymar.

El Manchester City quiere aprovechar la tensión que se está viviendo en la ciudad de París y esperan vencer y mantener el liderato.

En el mismo grupo, se enfrentarán el Leizpig y el Brujas, dos equipos con menos recursos que los dos anteriores y que lucharán con todas sus fuerzas entrar en los octavos de final de la Champions, o por lo menos ir a la Europa League. Para cumplir cualquiera de estos objetivos no vale otra cosa que no sea una victoria.

Ya en otro grupo, el Borussia de Haaland espera vencer al Sporting Lisboa, después de que estos perdieran contra el Ajax. A su vez, los neerlandeses se enfrentarán al Besiktas, que fue víctima del conjunto alemán.

Grupos de los españoles

Hablando ya en clave España, el Real Madrid se enfrentará al Sheriff, equipo que sorprendió en la primera jornada y que volverá intentar a sorprender. Si los de Ancelotti quieren pasar como primeros, ganar es clave, puesto que en el primer partido contra el Inter ya lograron sus primeros tres puntos de la competición.

Por su parte, el Inter sabe que aún tiene oportunidades de entrar en la siguiente ronda de la Champions. Además, también saben que el único equipo superior en el grupo es el Real Madrid, por lo que es una obligación puntuar contra el Sheriff y contra el Shaktar turco.

Y ya por último, uno de los enfrentamientos más esperados de esta jornada de la Champions League, el Milán-Atlético. Los colchoneros aún no han conseguido la victoria en la máxima competición europea tras empatar en la primera jornada contra el Oporto. Ahora, los españoles se tendrán que enfrentar a los últimos de grupo después de haber perdido en liga contra el Alavés. Una victoria es clave para levantar la moral. Otro de los enfrentamientos a los que estará pendiente el Atlético es el Oporto-Liverpool. Los ingleses son los principales rivales a batir, pero un resultado a favor de los portugueses dejaría el grupo de los más igualado y lo que supondría un sufrimiento.