El Villarreal resistió como buenamente pudo en la que sin duda es la cita más exigente de la temporada. El FC Barcelona, vigente campeón de Europa y de Primera Iberdrola, se presentó en Miralcamp tras haber sumado pleno de puntos hasta el momento y controló el partido desde el inicio. Un disparo blando de Lieke Martens que Del Toro detuvo y un cabezazo de Patri Guijarro que se marchó cerca del palo fueron las dos primeras aproximaciones, si bien el partido se rompió cuando la mencionada Martens abrió el marcador superado el cuarto de hora. Alexia Putellas y Marta Torrejón ampliaron ventajas antes del descanso para el conjunto barcelonista (0-3) y en la reanudación llegó la goleada de un equipo muy superior ante un Villarreal que tuvo su acción más peligrosa en una salida de la portera del Barça Cata Coll a los pies de una voluntariosa Sheila.