La española Garbiñe Muguruza venció a la estonia Anett Kontaveit (6-4, 6-4) en las Finales WTA, la cita que reúne a las ocho mejores de la temporada en el circuito femenino en la localidad mexicana de Guadalajara, y ha logrado el pase a las semifinales, donde vivirá un duelo fratricida con Paula Badosa que garantizará una finalista española 28 años después. Por primera vez en la historia del certamen, dos españolas estarán este martes en la penúltima ronda (21:00 horas, Teledeporte), y la vencedora emulará a Arantxa Sánchez Vicario, la última que consiguió disputar la final, en la que fue subcampeona en 1993. Muguruza y Badosa se verán las caras por primera vez. «Estoy muy feliz por ella. Comenzó el año más atrás y llegó a la cima jugando increíblemente y ganando Indian Wells. Compartimos momentos divertidos en los Juegos. Siempre ha tenido talento y ahora está armando el rompecabezas», apuntó Muguruza sobre su rival de hoy.