Víctor Claver era uno de los jugadores que debía regresar en breve a la pista con el Valencia Basket tras su esguince mediotarsiano en el pie izquierdo y Joan Peñarroya contaba ya los días para volver a disponer de él pero, sin embargo, su baja se va a prolongar algunas semanas más de lo inicialmente previsto por nuevos problemas en su recuperación.

Y es que la evolución de la lesión de Víctor Claver no ha sido buena en estas semanas y el propio club comunicó ayer que su regreso a las pistas tendrá que esperar más tiempo.

La evolución clínica del esguince mediotarsiano en el pie izquierdo que sufrió el alero en la pista del Hereda San Pablo Burgos no está siendo la esperada, por lo que se ha decidido realizar una readaptación en el tratamiento que durará varias semanas.

Un contratiempo importante para un Joan Peñarroya que sigue viendo cómo la plaga de lesiones complica que el equipo alcance el nivel de juego que esperaba a estas alturas de la temporada, a pesar de la última buena racha de resultados, con remontadas para el recuerdo y cinco victorias consecutivas entre la Liga Endesa y la Eurocup.

Ahora mismo, de hecho, el primer equipo masculino cuenta con otras tres bajas por lesión al margen de la de Víctor Claver, ya que siguen en la enfermería Nenad Dimitrijevic, Mike Tobey y un Bojan Dubljevic que sufrió un esguince de tobillo en el último partido y que no pudo viajar para disputar los partidos de Montenegro en las ‘Ventanas FIBA’.

La lesión del capitán taronja, sin embargo, es la menos grave de todas y el descanso por selecciones puede ayudarle para llegar al próximo partido en condiciones.

En el caso de Claver, sin embargo, su lesión se remonta al 16 de octubre, con ocasión del partido ante el San Pablo Burgos. El de Maristas se produjo un esguince mediotarsiano en el pie izquierdo y, aunque no había fractura ósea, sabía que estaría varias semanas sin jugar. Sin embargo, el 9 de noviembre, Peñarroya advirtió que aún tardaría más semanas en volver por complicaciones en su recuperación y, sin mejoras significativas, los servicios médicos han decidido ahora realizar una readaptación en su tratamiento.